placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

Venezuela después de Hugo Chavez

Caracas, 10 de diciembre, 2003. (OAIPrensa).- La oposición venezolana ya tiene listo un programa de propuestas para reconstruir al país sin Hugo Chávez Frías. Ese futuro cercano que vislumbra el denominado Plan Consenso País, cuyo objetivo es servir de base programática en el período que seguirá a la revocatoria del mandato presidencial, incluye la reconciliación y la reconstrucción como pilares del consenso. Se trata de alcanzar una Venezuela donde la descentralización del poder, la generación de empleo y la lucha contra la pobreza se haga realidad para todos, sin exclusiones.

El Plan Consenso País, que ya ha sido presentado y consultado a los diversos sectores del país, plantea la necesidad de lograr un gobierno de unidad nacional, a través de acuerdos mínimos de inclusión, tolerancia, entendimiento y aceptación. Ha sido creado por la Comisión Consenso País de la Coordinadora Democrática, conformada por 16 organizaciones, con la participación de 67 agrupaciones incluyendo partidos políticos, organizaciones sociales y sectoriales y grupos de opinión.

El análisis de los expertos parte de la situación actual de Venezuela: una sociedad desunida y enfrentada, con un grave desempleo, inflación, inseguridad, deterioro de servicios de salud, carencias educativas y una corrupción galopante.

La gran tarea nacional es detener este proceso de enfrentamiento y destrucción del país y sus instituciones y revertirlo hacia uno de reconciliación y reconstrucción. Esto se logrará a través del establecimiento de la convivencia pacífica y democrática de los ciudadanos con un gobierno de unidad y consenso, que incluya también a las minorías. Por eso, la Venezuela que el Plan Consenso País propone para después de Hugo Chávez, incluye la reactivación de la economía y su crecimiento sostenido, la creación masiva de trabajo productivo y la generación de una política social, educativa, de salud y de asistencia que combata la exclusión de los ciudadanos, restableciendo la convivencia, el respeto y la solidaridad nacional con justicia y sin impunidad, frente a cualquier delito o persona.

La clave para lograr este objetivo es un liderazgo para la reconciliación y aunque es obvio que el país requerirá superar enormes dificultades, las nuevas políticas se implantarán aplicando un “shock de optimismo”, a través de una corriente de entendimiento que recorra la sociedad y que incluya como prioridades: la descentralización del poder, la generación de empleo y la lucha contra la pobreza.

En lo económico, el eje de la propuesta es la creación de empleo productivo y pare ello, se propone establecer la seguridad jurídica y económica sin la cual no hay inversión posible. El petróleo, el gas y la petroquímica serán los motores de arranque para reactivar la recuperación, planteando además la redistribución masiva del poder; cambiar las reglas del gasto público; abaratar la inversión; impulsar las exportaciones; crear un sistema de seguridad social partiendo de los fondos de pensiones y hacer de Petróleos de Venezuela (PDVSA) una empresa de excelencia, abriéndola a la participación económica del ciudadano venezolano y a la inversión privada, nacional y extranjera.

El nuevo liderazgo que propone el plan está basado en la convivencia democrática y en la inclusión de todos los ciudadanos y debe ser parte de una estrategia de acuerdos de gobernabilidad. Acuerdos que, mientras el país espera el camino que lo conducirá al referéndum revocatorio en contra del mandato de Hugo Chávez, ya se empiezan a producir para implantar desde ya las bases necesarias para la reconciliación y reconstrucción.

Es por eso que ya en Venezuela se habla del Plan Consenso País ejecutado mediante un gran acuerdo nacional entre las fuerzas políticas, laborales, económicas y sindicales, así como la sociedad civil. Este acuerdo está dando sus primeros resultados, muy palpables, con la organización y ejecución del proceso de recolección de firmas, denominado El Reafirmazo, que abrió el camino hacia el referéndum revocatorio del mandato de Hugo Chávez Frías. Este revocatorio que se realizará los primeros meses del año 2004, será el segundo gran paso de los venezolanos hacia la recuperación nacional que tendrá como eje al Plan Consenso País.

 

 



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder