placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

Hugo Chavez: El Gran Espantador

Editorial | Tal Cual

05.10.05 | La Superintendencia de Inversiones Extranjeras (SIEX), asomada el domingo pasado en el habitual maratón presidencial, informó que en el primer semestre de este año la inversión extranjera montó a 681 millones de dólares. El Banco Central confirma esta cifra.

Cuando el Presidente la oyó tocó redoblantes y trompetas porque ella demostraría el creciente interés de inversionistas extranjeros en meter su plata en este país. Pobrecito. En ese momento no sabía de lo que hablaba. Esa es una cifra verdaderamente ridícula, que muestra una caída realmente dramática de la inversión de capital foráneo en Venezuela.

Compárese, nomás, con el primer semestre de 1998, último año del gobierno anterior, cuando la inversión extrajera alcanzó los 3.362 millones de dólares, para percibir con claridad cuán ínfima ha sido la entrada de capitales no petroleros al país. En ninguno de los ya casi siete años de chavismo la inversión extranjera ha superado el nivel alcanzado en 1998 y los números del primer semestre de este año son los segundos más bajos del periodo (en 2002 el monto, en la primera mitad del año, fue de 168 millones de dólares). Es muy probable que en el segundo semestre de este mismo año la inversión extranjera sea aún más baja que en el primero.

Siga leyendo y verá por qué.

Cuando el Presidente recuperó un poco el resuello y percibió que lo dicho por la superintendente no era para una danza de la victoria, inmediatamente buscó un chivo expiatorio: “los locos esos de la plaza de Altamira”. ¡Qué bolas! Los “locos esos” salieron de la escena hace ya más de dos años. Si fuera por factores de esa naturaleza, ¿cómo explicaría el Gran Espantador que en Colombia, con todo y su amargo conflicto armado y su narcotráfico, la inversión extranjera, en el mismo periodo de este año, alcanza casi los 4 mil millones de los verdes del Norte? Algo falla en su razonamiento.

Las causas de la sequía de inversión extranjera hay que buscarlas en otra parte. Son en buena medida las mismas que explican el descenso de la inversión privada nacional, atinentes a la ya funambulesca inseguridad jurídica que ha provocado el caprichoso manejo institucional del país por parte de Yo El Supremo.

Como si no fuera suficiente con su ya proverbial desdén por la Constitución y las leyes, que ha violado a placer, los recientes procedimientos arbitrarios en la “guerra contra el latifundio” han asustado aún más al ya de por sí comprensiblemente asustadizo inversionista potencial. En un país donde las reglas del juego económico cambian según el humor del Presidente, difícilmente alguien se arriesgaría a invertir su dinero. Demasiada incertidumbre. Un gobierno sensato, que se empeñara en completar lo que desde 1958 fue un objetivo nacional, la eliminación del latifundismo —que en buena medida se alcanzó a lo largo del periodo 1961-75—, tan sólo con atenerse cuidadosamente a los procedimientos pautados en su propia legislación (Ley de Tierras, Ley de Expropiación, Ley de Baldíos), podría avanzar en ese proceso sin generar ninguna clase de traumas y aprensiones. Pero Chávez, “poseso”, como dice Zapata, de su visión épica, pretende transformar en una guerra zamorana lo que no tendría que ser más que rutinarios trámites administrativos y judiciales.

Atraer inversión extranjera, cuya importancia Chávez sí parece comprender, exige darle estabilidad y solidez al piso jurídico e institucional. Pero este terremoto —que no revolución— permanente, cuyo epicentro está en Miraflores, no hace sino espantar inversionistas y con ellos los puestos de trabajo que tan desesperadamente necesitan, entre otros, los propios beneficiarios de las misiones, que a estas alturas bien preferirían un trabajo formal —cuya remuneración siempre será superior a esa mitad del salario mínimo que hoy reciben como estipendio “misional”.



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder