placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

Petrocaribe

Juan Carlos Sosa Azpúrua | PETROLEOYV.COM

02.07.05 | PETROCARIBE es una mueca demencial del rostro petrolero de Venezuela. El país suramericano insiste en desarrollar una forma peculiar de negocio que consiste en alejarse de sus mercados naturales; debilitar su capacidad de producción; hacer de activos vitales como CITGO modelos de taller de escultura de los artistas que esculpen la mala reputación; escribir con tinta invisible sus compromisos contractuales; patear en el tobillo a las empresas que producen más de un millón de B/D en Venezuela; especular irresponsablemente en un mercado donde si un Árabe tose el WTI sube un dólar y, por si fuera poco, proponer públicamente el desarrollo de reactores nucleares y la compra masiva de bicicletas en una país que, incluyendo el contenido de la Faja Petrolífera del Orinoco, cuenta con las reservas petroleras más cuantiosas del planeta.

Ante esto, cabe poner las cosas un poco en contexto. El mundo está demandando poco más de 84 millones de barriles diarios y para finales de año demandará un monto superior a los 86 millones B/D. EEUU mantendrá su ritmo de crecimiento en más de 3% de su PIB y China hará lo suyo superando 8%. Este pulso económico latirá en las venas mundiales, favoreciendo a India, toda Europa y al Continente amarillo, especialmente a Japón y el sudeste asiático.

Actualmente, la OPEP produce un poco más de 30 millones de B/D y Venezuela apenas si llega a los 2 millones y medio. Se han abierto oportunidades nuevas de inversión en Nigeria, Namibia, Costa de Marfil, Marruecos, Sahara, Senegal, Guinea Bissau, Liberia y Ghana. Se acaba de inaugurar un oleoducto que permitirá transportar directamente más de un millón de barriles diarios del Mar Caspio al Mediterráneo. Canadá está atrayendo cada vez mayor interés en sus arenas bituminosas y Arabia Saudita ha emprendido un plan de inversiones de $50 mil millones, iniciando actividades importantes en los campos Abu Hadriyah, Fadhili, Khursaniyah (AFK) y Khurais que incrementarán su producción a 12 millones y medio de B/D en unos tres años. Los Chinos (CNOOC) ofrecen $18.500 millones por UNOCAL, empresa codiciada por Chevron y con operaciones fundamentales en EEUU y Asia. Por su parte, el senado de EEUU acaba de aprobar una nueva legislación que busca reducir su dependencia del petróleo desarrollando nuevas fuentes de energía.

Entre las medidas que contemplan hay incentivos fiscales por US$18.000 millones para el desarrollo de fuentes de energía renovables o sustentables y la reducción de impuestos para la adquisición de maquinaria energéticamente más eficiente, como vehículos híbridos. Se establecen políticas que reducirán en al menos un millón de barriles diarios el consumo de petróleo para el año 2025.

Así mismo, días atrás un consorcio integrado por la Unión Europea, Estados Unidos, Corea del Sur, Rusia, Francia y Japón construirá un nuevo tipo de reactor nuclear, que reproducirá la forma en que el Sol produce energía, será como construir una estrella en la tierra. Se busca con esto tener energía no contaminante e inagotable. El reactor termonuclear reposa sobre la fusión nuclear, la generación de energía como la producen los astros como el sol, pero sin afectar nocivamente al Medio Ambiente, problema que tienen las plantas nucleares existentes.

Podemos resumir el panorama en estos hechos:

1) El crecimiento económico del mundo se mantendrá y necesita cada vez más petróleo

2) Países productores como Arabia Saudita incrementan su potencial y se vuelven más confiables

3) Nuevas áreas petroleras se abren y la competencia por invertir en las mismas crece

4) Las empresas petroleras están comprando activos para explotar estas oportunidades y cierran el círculo de influencias para proteger sus mercados cautivos

5) Los avances legislativos y tecnológicos apuntan al reemplazo este siglo del petróleo como primera fuente energética.

Entendido el contexto, es obvio que Venezuela tiene un rol energético que cumplir y rápido.

Sus prioridades deberían ser: 1) Fortalecer su presencia en EEUU, país que importa mas de 12 millones de B/D y consume 21 millones de B/D: Para lograr esto, se debería: a) sellar acuerdos bilaterales entre los Gobiernos de ambas naciones que hicieran de Venezuela el suplidor primordial de dicho mercado, el mayor del mundo b) Incrementar el volumen de refinación de crudos en territorio estadounidense c) Cubrir el mapa estadounidense con el logotipo CITGO d) Pujar por la adquisición de nuevas refinerías y capacidad de almacenamiento.

2) Incrementar volúmenes de extracción en el Occidente de Venezuela.

3) Profundizar el desarrollo de la Faja Petrolífera del Orinoco con nuevas asociaciones estratégicas

4) Optimizar el funcionamiento del parque refinador

5) Profesionalizar a PDVSA y facilitar con ello su operatividad técnica y financiera

6) Reformar su ley de hidrocarburos para atraer más inversiones y garantizar el respeto de los acuerdos logrados para permitir el éxito a largo plazo de las inversiones presentes y para motivar futuros proyectos

7) Mantener presencia en Europa y expandirse en Asia y África con activos que le permitan acuerdos de triangulación enlazados con su dominio del mercado de EEUU y

8) Desarrollo de negocios en Brasil, Argentina, Chile y Colombia con PDV y con CITGO en México, Puerto Rico y Canadá. Estos son apenas algunos de los asuntos que se deberían ocupar el tiempo del gobierno venezolano. El tema de PETROCARIBE es fundamentalmente preocupante porque evidencia que las prioridades no se toman en cuenta.

Hay una esquizofrenia política que raja al país ante dos realidades. La primera realidad es el mundo que se describe arriba, la otra consiste en la alucinación de un gobierno que invierte su tiempo y los recursos de toda una nación en promover un modelo político que le dispara en el corazón a la primera realidad, matando al potencial energético de Venezuela.

Financiar a 17 y hasta 25 años una factura petrolera que nunca será pagada, regalando el flete del transporte e invirtiendo millones de dólares en infraestructura de embarques, almacenamiento y distribución a países que no pagan y que no representan alianzas necesarias para el crecimiento económico y social de Venezuela, no luce sensato.

Se entiende que los países del Caribe, pobres como son, requieren de ayudas e incentivos. Pero la responsabilidad del gobierno de Venezuela está en defender los intereses de su país como única prioridad y ésta empieza por el desarrollo y la defensa de su potencial energético. Si se quiere ayudar a los países caribeños, hay otras formas más efectivas de hacerlo, que no comprometen el futuro energético de Venezuela.

PETROCARIBE está dentro de la alucinación que arrastra a Venezuela a los confines de la locura. El futuro energético de Venezuela guinda de un gancho patológico.

Haciendo del petróleo una grúa, el Gobierno venezolano construye un edificio gigantesco. Allí, junto con los pueblos más pobres del planeta, pretende que vivan los venezolanos. Desde la ventana enrejada del cuarto se podrá ver al mundo moderno, pero será solo desde la ventana.



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder