placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

Venezuela: Petróleo, Entreguismo y Democracia

por Luis DE LION | Webarticulista.net

Martes, 17 mayo 2005 | Crisis de producción, desorden técnico-operativo, segregación laboral y una inocultable corruptela visible hasta en el mundo de los cyber traders, son solo algunas de las razones que explican la grave crisis por la que hoy atraviesa la industria petrolera venezolana.

El ocaso de la monopólica PDVSA tiene su raíz en abril del 2002, cuando el régimen de Hugo Chávez decidió politizar, a cualquier precio y sin medir las consecuencias a la principal industria nacional, con la finalidad de ponerla al servicio único y exclusivo de su ideologizada revolución bolivariana. Para aquél entonces la alta dirigencia de la empresa, que hasta la fecha había acometido una labor ejemplar, pecó por exceso de confianza, al tiempo que en una evidente muestra de impericia política, ni comprendió, ni supo como desarmar la trampa que desde la cúpula del poder ejecutivo se les tendía. Hoy las consecuencias las pagamos todos y resulta más que chocante poder constatar que justo cuando el petróleo vale más, es coincidencialmente el momento en que nuestra industria petrolera produce menos.

Pero no todo es pérdida, en virtud que el petróleo sigue estando en el subsuelo, los ganadores en ésta ocasión son de una parte las transnacionales y de otra, quien ejerce el poder en Venezuela; un binomio dispuesto y sin que suene peyorativo de nuestra parte, a africanizar la democracia venezolana a los fines de poder explorar y explotar libremente el petróleo en Venezuela.

La geografía energética africana, está conformada principalmente por Angola, Nigeria, Congo, Libia, Argelia y Guinea Ecuatorial, todos grandes productores (9 millones de barriles diarios) de petróleo liviano de fácil refinación; así como también son poseedores de la mitad de los descubrimientos mundiales de hidrocarburos, por lo que la región podría dominar el mercado petrolero del futuro, tal y como Arabia Saudita ha dominado el mercado del siglo XX. De igual manera el petróleo africano se encuentra a apenas 7 días de travesía marítima con la costa Este de los EE.UU. a través de un canal de navegación sin mayores riesgos de ataques terroristas. Hasta aquí, los expertos petroleros tienen la misma opinión con respecto al petróleo venezolano, sus reservas probadas y su ventajosa ubicación geoestratégica.

La desventaja, radica en el asunto político, es decir la problemática y fastidiosa cuestión esa de la democracia venezolana, una desventaja que no padece ninguna de las naciones africanas antes mencionadas. En dichos países desde hace muchos años las compañías petroleras internacionales intervienen en la vida política, poniendo y quitando dirigentes acusados de violaciones masivas de los derechos humanos, auspiciando la corrupción y contribuyendo a grandes destrucciones ambientales.

Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, el hombre de la mano dura en Guinea Ecuatorial, el marxista Eduardo Dos Santos presidente de Angola, el recién reelecto en condiciones supuestamente fraudulentas, pero reconocido por los observadores internacionales presidente de Nigeria, coronel retirado Mamadou Tandja y el coronel Kadafi dirige los destinos de Libia desde 1969, entre otros.

Durante años la hoy fallecida democracia venezolana fue capaz entre otras cosas de nacionalizar la industria petrolera, de volverla rentable y de mantener al país como un suplidor estable hacia nuestro principal cliente. No obstante, para muchas potencias seguimos siendo tan solo un gran pozo petrolero y en añadidura a dicha estigmatizada opinión, los venezolanos decidieron elegir como presidente a un militar golpista, personaje sin experiencia alguna, pero con intenciones evidentes de perpetuarse en el poder. Al tiempo que, Chávez muy hábilmente le ha hecho creer a nuestro principal cliente que la desordenada y corrupta oposición política venezolana, en caso de volver nuevamente al poder sería incapaz de garantizarle un suministro continuado de hidrocarburos. Tesis ésta que en Washington parecen haber comprado y a cambio, el gobierno de Chávez está siendo aún mas entreguista con las transnacionales petroleras que lo que pudo haber sido Juan Vicente Gómez.

Mientras, un folclórico y nostálgico discurso antiimperialista, unas remachadas acusaciones contra la CIA y la misoginia en dirección de Condoleeza Rice, no son más que una bien orquestada campaña propagandística para el consumo interno.

¿A cambio de qué? De una sola cosa, mantenerse Chávez en el poder, eternizarse en la conducción de los destinos del país, así como también obtener garantías de una impunidad vitalicia.

Dos Santos, el presidente de Angola, antiguo líder del Movimiento Popular de la Liberación, apoyado por la Unión Soviética y por los militares cubanos en la época de la guerra fría, afirma hoy que Angola quiere contribuir a la seguridad energética de los Estados Unidos. Por otra parte los EE.UU. desde el seno del FMI señalan que Uganda es una democracia, similar a la de Nigeria o el Congo. Adhesiones y aprobaciones por el estilo que serán cada vez mas escuchadas desde Washington en la medida que estas naciones sean suplidores confiables de crudo a bajo precio y en la medida también en que se alejen del fundamentalismo islámico. Dicho esto, a Chávez le bastaría con calmar sus planes de bolivarianismo sin fronteras y seguir siendo, como hasta ahora ha sido, un suplidor seguro y confiable de crudo en dirección del Norte.

Así las cosas, pareciera que vamos en la misma dirección de las potencias petroleras africanas, el camino lo está marcando un presidente que no ha tenido ningún impedimento en disolver la FAN, que le ha entregado la gestión de los servicios de inteligencia a una potencia extranjera, que ha permitido el ingreso al país de miles de funcionarios cubanos, en fin un líder tan parlanchín como entreguista, con un concepto muy vago de la soberanía nacional, situación ésta que irónica y paradójicamente genera cada vez menos debate y escándalo dentro de la sociedad venezolana.



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder