placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

Venezuela: El lobby de la revolución bolivariana en Washington

Por Orlando Ochoa Terán, Quinto Dia

Mientras una retórica antiimperialista tiene lugar en Caracas, crece en Washington una oficina del Gobierno con un jugoso presupuesto para adelantar el doble juego de invertir millones en influencias que proporcionen pingües negocios petroleros y subvencionar a enemigos del capitalismo para justificar la prédica revolucionaria

Centro de Control - NUEVA YORK

Aleksander Boyd es uno de esos venezolanos residenciado en Europa que ha decidido que el Atlántico de por medio no es razón para ser indiferente al caos que invade a su país. Es común encontrarse compatriotas en el exterior que por el contrario, hastiados del acoso revolucionario y después de experimentar la invasión de todos los espacios de la vida civil, no quieran saber más de esta disparatada revolución. No es este el caso de Boyd. El espectáculo del presidente Chávez el 18 de octubre de 2002, en la ciudad de Oxford, defendiendo los derechos humanos y su propuesta de designar al abogado estadounidense William Pepper para presidir una comisión investigadora de los sucesos del 11A fue suficiente para que, indignado, se armara de una computadora y con un fluido inglés se atrincherara en el ciberespacio con un nom de guerre mediático, Venezuela- Crisis. Más tarde se sabría que William Pepper recibió $137,527.42 de la Venezuela Information Office (VIO) en Washington. Desde entonces, la artillería de Boyd no ha cesado y junto con miembros de un comando especial de operaciones no piden ni dan cuartel.

Una investigación exploratoria nuestra en la unidad de registro de agentes extranjeros del Departamento de Justicia en Washington (FARA) puso de relieve la duplicidad del gobierno del presidente Chávez que, al tiempo que acusa a los directivos de Súmate de traición a la patria por recibir subsidios de organizaciones civiles de EE UU, invierte en lobby millones de dólares que superan a México, Argentina, Brasil y Colombia combinados. No contento con contratar firmas estadounidenses como Arnold $ Porter, Patton Boggs, Collier Shannon Scott, Dutko Group, entre otras, que nos han costado millones de dólares a los venezolanos, el jefe de Estado autorizó a través de la Embajada de Venezuela en Washington la creación una oficina denominada Venezuela Information Office (VIO), a través de la cual se alquilan influencias estadounidenses por cantidades inmensamente superiores a las que recibió Súmate.

Estos desembolsos son destinados, de acuerdo con la peculiar racionalidad revolucionaria que han aplicado a Súmate, a reclutar gringos que “traicionen” a su patria para beneficio de la revolución bolivariana. Mientras Súmate como organización recibió $53.200 de una organización civil del país más rico de la tierra para supuestamente “traicionar a Venezuela”, conforme a la imputación del fiscal Isaías Rodríguez, el abogado estadounidense William Pepper y el consultor Ed Grefe, enemigos de la clase gobernante de EE UU, recibieron de la revolución bolivariana un total de $267.809.72, con la particularidad de que estos “traidores” no son procesados en EE UU por el “delito” de estar al servicio de una revolución extranjera.

Archivos FARA

Esta experiencia sublevó a Boyd, quien continuó la saga en los archivos del Departamento de Justicia en Washington. Muy pronto armó el rompecabezas que demuestra que la revolución bolivariana está más interesada en los negocios con EE UU que enfrentar al capitalismo salvaje. En efecto, VenezuelaCrisis ha puesto en claro que mientras esta retórica estridente y antiimperialista tenía lugar en Caracas, en el corazón del imperio capitalista el embajador de Venezuela, Bernardo Álvarez, creaba una oficina con un jugoso presupuesto para llenar el vacío que ha dejado la incompetente diplomacia bolivariana y continuar el juego de invertir millones en lobby que proporcione pingües negocios petroleros al tiempo que subvenciona a enemigos del capitalismo para justificar la prédica revolucionaria.

Lo que esta modesta plataforma mediática ha puesto al descubierto es más que una simple e infantil duplicidad en política exterior, es un modelo de torpeza y extravagancia en la era de la información. Aquí se revela en la forma más descarnada lo que ya muy pocos dudan: las coloridas y confusas ideas del primer mandatario nacional para adquirir el respaldo popular con las misiones que en el plano doméstico se trasladan mecánicamente al exterior y ambas son el medio propicio para que miles de funcionarios, dentro y fuera de Venezuela y agentes extranjeros como Ramonet en París, Dietrich en México y William Pepper en Washington, medren a la sombra de petrodólares irresponsablemente distribuidos y endosados por el Ministerio de Finanzas. Es necesario que estos archivos se lean y se preserven. Llegará el momento en que funcionarios y agentes extranjeros rapaces deban responder por esta forma de corrupción.

Ver: Venezuela & the USA: the VIO files By Aleksander Boyd.



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder