placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

La Suerte Democrática de Venezuela

Por Luis DE LION

Lunes, 5 ene 2004 - Un nuevo año, la misma rutina y las esperanzas medianamente cifradas, el referéndum revocatorio va cogiendo forma, las elecciones regionales están en el calendario; por lo que éste año los venezolanos seguro que votamos, será inevitablemente el 2004 un año electoral.

Ahora bien, ni chinos, ni cubanos, ni libios, ni coreanos del Norte, entre otros millones de habitantes del planeta tendrán éste año, y posiblemente tampoco dentro de mucho tiempo la misma suerte que los venezolanos. Ustedes me dirán que ese es rollo de ellos y sus respectivas dictaduras. Entonces, en ese caso debemos dejar atrás ese discurso demagogo opositor, que dice que en Venezuela vivimos una dictadura. En concreto, somos unos privilegiados, en relación a miles de millones de habitantes de la tierra; dejemos de quejarnos y tengamos conciencia de nuestra suerte y utilicémosla al máximo, de manera que todos los venezolanos puedan beneficiarse.

En ese sentido, desde mayo del 2003, con la firma del acuerdo entre gobierno y oposición podríamos decir que se sentaron las bases para una salida democrática. Imagínense hoy como estaríamos si no se hubiera llegado a dicho acuerdo.

Pero no debemos permitir que se nos vuelva a llenar primero el ojo que la barriga, ni comportarnos como el muchachito que es llorón y la mamá – en éste caso es el papá – que lo pellizca. El 11 de abril 2002, desperdiciamos una oportunidad, de esas que no se repiten; entonces ¿por qué no? acomodarnos mejor en la butaca democrática, ya que tenemos una idea clara y precisa de lo que hay que hacer.

Está claro, que nadie en Venezuela – salvo interesadas excepciones – quiere volver al pasado. Todos sabemos cuan larga es la lista de sufrimientos y de males que padece la inmensa mayoría de los habitantes de Venezuela. Pero, si no creemos y no nos servimos en el 2004 de nuestra suerte democrática, la factura que deberán pagar las próximas generaciones será monstruosa.

En estos días de saludadera de feliz año y de promesas y resoluciones de año nuevo; ¿por qué no, proponernos para éste 2004 tentar la suerte democrática que aún nos pertenece?



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder