placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

Informe sobre el trabajo como observador en las elecciones legislativas en Venezuela

Por Senador Iņaki Anasagasti

Diciembre 2005 | SIN PELOS EN LA LENGUA | Participando en una Delegación de las cortes Generales viajé a Venezuela en un trabajo de Observación Internacional en las elecciones legislativas venezolanas celebradas el 4 de diciembre de 2005.

Cuento crudamente lo que vi tras siete años de ausencia de un país al que conozco apasionadamente, por lo que me sacan de quicio los comentarios superficiales hechos en Euzkadi por gentes que no respetan lo que los vascos de Venezuela viven junto al resto de los venezolanos que sufren un régimen populista y demagogo que está esquilmando la riqueza del país mientras no ataca las fallas estructurales de una sociedad y una economía asistencial motocultivadora del petróleo que como gran maná, el coronel Hugo Chávez distribuye sin control y como si fuera suyo. Eso es todo menos una democracia y una izquierda seria.

La pregunta que siempre hago a los condescendientes con el sistema autoritario del militar es siempre la misma. ¿Tú, aquí, en Euzkadi, te gustaría que gobernara un militar golpista que todos los domingos habla cuatro horas seguidas insultando a todo el mundo y convocara unas elecciones sin censo, sin que el voto sea secreto, sin posibilidad de control democrático y sin ayuda institucional a los partidos?. Si me contestan que en Euzkadi no pero en Venezuela si, les digo que son unos racistas que piensan que en Venezuela todavía la gente anda en taparrabos y hay que tender al estado asistencial paternalista con ayuda de Fidel Castro porque fórmulas para salir de la pobreza de las clases desposeídas las hay sin recurrir a dictadura y populismo alguno y sin aplicar recetas fracasadas del pasado.

He aquí pues lo que vi.

EN EL TAMANACO

Jueves, 1 de diciembre de 2005 | Voy a Madrid. Cojo la maleta. Me espera José quien me entrega el billete de vuelta Madrid-Bilbao. Voy al salón de autoridades. Algunos habían llegado. Estaba Enma Aparici, coordinadora del viaje y que trabaja en el gabinete del ministro Moratinos, e Isabel Menchón, a quien no conocía y que es responsable ministerial de la Observación Internacional. Manchón había estado en las elecciones en el Líbano y se preparaba para ir a las de Palestina y Bolivia. No sabía que en el ministerio hubiera gente que se dedicaba a esto. Había sido observadora en las últimas elecciones venezolanas y en el famoso revocatorio contra Chávez. De padres republicanos, había vivido veinte años en Nancy. Buena chica, aunque bastante chavista. Al poco llegaron Juan Barranco, ex alcalde de Madrid, hombre de gran bonhomía y María Xosé Porteiro en representación del partido socialista. Esta diputada recordaba cómo acompañó a Abel Caballero al Palacio de Miraflores hacía siete años como candidato en la campaña electoral gallega cuando yo entraba a visitar al presidente Caldera. Del Grupo Popular viajaron José Ignacio Echaniz, antiguo consejero de sanidad de la Comunidad de Madrid que iba con su novia, una elegante chica llamada María Jesús, y el zamarro Dionisio García Carnero, senador zamorano y fumador de puros de la Castilla profunda. Jordi Jané y su esposa Marga, de CiU, que se ve de nuevo en el gobierno catalán y Miquel Bofill de Esquerra, nacido en el exilio de sus padres en Chile, izquierdoso, nacionalista, trabajador, y buena gente. Isaura Navarro por IU, niña chavista, un poco caprichosa que está en la Mesa del Congreso y que después de decir SI a nuestro comunicado conjunto final tras el viaje, consultó con Madrid y le dijeron que no lo firmase. Del Grupo Mixto viajó Begoña Lasagabaster con quien ya he estado en viajes parecidos en Guatemala, Lisboa, Israel. Como presentadora del Grupo eligieron a la Sra. Porteiro , cosa la cual no me hizo mucha gracia pues creí que Barranco tenía recorrido más que suficiente para hacerlo él, pero …, el Ministerio la señaló.

A Isabel Menchón se le ocurrió darnos una de teórica sobre las elecciones de forma fatigosa y pormenorizada explicándonos al dedillo lo que eran las “morochas” y las máquinas captahuellas así como el cuaderno electrónico, cosas ambas eliminadas por presión de la oposición. Y como la gente cayendo en los detalles me aburre mucho le llamé a mi hermana Maitena para que me dijese si yo estaba en el censo venezolano. Le di el número de identidad de mi carnet y ¡plas!, allí estaba yo como votante en los Riscos, Terrazas del Club Hípico. ¡Ostras Pedrín! Vaya censo. En eso me llamó uno de Europa Press y se lo conté diciéndole que veía que el censo no estaba actualizado al narrarle mi caso. La noticia salió y originó que al día siguiente ante los Observadores Europeos, la viceministra dijera que estaban pensando expulsarme del país. Intervino Luís Yánez diciéndole que era precisamente lo que yo quería. El caso es que no les quedó más remedio que aguantarme.

Estando también en dicha espera surgió la noticia de que tanto Rajoy como Esperanza Aguirre habían estado a punto de perecer en un accidente de helicóptero en Madrid y como nos dijeron que el avión tenía un retraso de cinco horas, nos llevaron a almorzar, a un comedor de batalla, una carne tipo suela de zapato.

Allí estuvimos hasta las seis de la tarde debiendo haber salido a las doce. Debe ser que Iberia tiene los aviones en revisión de tal forma que se producen retrasos tan incomprensibles como el descrito.

Ya dentro vimos que el avión tenía incorporado, en la clase business, ese nuevo tipo de asiento que se extiende totalmente y lo hace muy cómodo, así como un surtidito de películas variadas y una virguería que era la primera vez que veía: una cámara en la cola del avión que permitía ver todo el fuselaje, el despegue y el aterrizaje. Algo increíble.

Tras casi nueve horas, pasar una zona de turbulencias, ver tres películas, hablar con el vecino, un venezolano que trabaja en Movistar, llegamos a Caracas bastante cansados. Allí nos esperaba Gonzalo Fournier, un diplomático joven con argumentos, que me causó una magnífica impresión, y que se volcó en el éxito del viaje.

Tras salir nos metieron en una furgoneta y ya de noche subimos de Maiquetía al hotel Tamanaco en Caracas por la autopista. No hacía calor y de lejos se veían los ranchitos de siempre con sus lucecitas navideñas que como mejora han pasado del bahareque y la uralita al ladrillo. Arriba, la vieja carretera Caracas-La Guaira, de 365 curvas, tantas como días un año y por la que subió en diciembre de 1939 mi aita con un grupo de exiliados del PNV llegando a aquella tierra que les acogía tan generosamente y donde comprobaron que las cucarachas volaban.

Me tocó la habitación 672, en la nueva ala de un clásico hotel de la Caracas del dictador Pérez Jiménez. Sólo faltó el sonido de la orquesta Billo ’s Caracas Boys amenizando el sarao. Millones de recuerdos se me agolparon en la cabeza.

COMIENZA LA RONDA DE CONSULTAS

Viernes, 2 de diciembre de 2005 | Los programas de televisión venezolanos son tempraneros y de gran viveza. La oposición argumentaba su desconfianza al sistema electoral, la polarización, el que el voto no fuera secreto, el complicado sistema electrónico, la ausencia del censo. Lo hacían con mucha vehemencia. La cadena oficial sacaba militares con cara aburrida. A mí los militares me gustan en los cuarteles o en misiones humanitarias. No en política. Y el gobierno venezolano es un gobierno militar que viste de paisano.

Desayunamos. La oferta de jugos y frutas es extraordinaria. Venezuela tiene una variedad tropical inusual. Sólo por un desayuno en el Tamanaco vale la pena ser Observador Internacional.

Hicimos tiempo porque falló la viceministra de exteriores que prefirió darnos plantón y a las doce fuimos a la residencia del embajador donde nos recibió su anfitrión Raúl Morodo. La última vez que había estado allí había sido en tiempos del embajador De Armas y anteriormente en el viaje de Garaikoetxea en 1983. En 1969 también estuve pero fuera y con una pancarta de EGI pidiendo que les salvaran la vida a los condenados a muerte en Burgos.

La embajada en el Country Club sigue igual. Lo único nuevo es un busto del rey Juan Carlos que con su cabezota de bronce vigila las entradas y salidas del recinto. Los españoles se ríen de los venezolanos porque éstos tienen la costumbre de poner un busto de Bolívar hasta en el water. ¿Y ellos con Juan Carlos?.

El embajador que no nos había ido a recibir al aeropuerto la víspera ni nos fue a despedir siendo delegación oficial de alto rango con dos miembros de las Mesas del Congreso y del Senado me hizo un saludo especial. Yo, en el último año he pedido en varias ocasiones la dimisión de este hombre volcado en el chavismo y que está haciendo un papel muy poco diplomático y neutro como requieren las circunstancias. Morodo es de los pocos embajadores políticos que hay y a sus 73 años no va a cambiar. Fue del PSP con Bono. Es un tipo con experiencia, una figura de la transición, un bon vivant y un cínico de aupa. Estaba junto a Barranco cuando murió Tierno Galván. Le dije que en el libro de Arzalluz éste le nombra y que sin embargo él no le nombra en el suyo. “¿En qué?”, me preguntó. “Pues en relación a los libros que no le devolviste y cuando le organizasteis un homenaje a Fraga”. “Eso no fue así pues Fraga me encarceló y no le puedo ni ver”. “Te mandaré el libro y refútale cuanto quieras”. “Lo haré”.

Morodo tiene la embajada dividida. El ministro Consejero Javier Triana es un tibio que no quiere alarmar al personal. El resto no le secunda. El encargado del CNI, Ignacio Prieto, que estuvo en Irak, conoce como nadie la revolución chavista y es un hombre que también me causó una buena impresión. Le pregunté si el ministro de defensa o el de exteriores condicionan sus informes y me dijo que no, que son circuitos distintos. Bono está mejor informado que Moratinos.

Después de hablar y discutir sobre la situación venezolana y dar cuenta de un buen almuerzo en el jardín de la embajada con una temperatura típica de la ciudad de la eterna primavera, Morodo nos contó cosas de Chávez con quien al parecer mantiene hilo directo. Dicen incluso que ni pisa la embajada. Despacha desde la residencia.

Y tras la comida comenzó la ronda de consultas.

Los primeros fueron Liliana Ortega, directora de Cofavic que es una ONG dedicada a los derechos humanos, Carlos Correa, Coordinador de Provea, otra ONG de Derechos Humanos y Luis Pedro España, sociólogo y coordinador del libro “Detrás de la pobreza”. Salvo el coordinador de Provea, que era partidario de participar de forma crítica, los demás no. En el caso de Liliana Ortega, cuya oficina fue abierta con ayuda de la Cooperación Vasco Venezolana , su ONG nació a raíz del famoso “Caracazo”, cuando los ranchos bajaron a Caracas y dicen que hubo una masacre no dilucidada de 89.600 personal por uso indiscriminatorio de la fuerza. Amenazada de muerte, lleva escolta.

Los tres nos ilustraron sobre la falta de garantías, la ausencia de derechos civiles y políticos, lo difícil que es encontrar espacios de encuentro, la creciente concentración de poder, la sospecha del censo electoral, la imposibilidad de expresión de las minorías, la existencia de escuadrones de la muerte. Calculaban unos 5.900 casos de “ajusticiados” sin justicia entre los años 2000 a 2005 por dichos escuadrones, la imposibilidad de auditar la política de becas, la debilidad institucional, el hecho de que la gente no sabe si está vigente la alternabilidad democrática o si Chávez es para siempre, la existencia inquietante del “secuestro Express”, el estado paternalista asistencial que le da a la cosa una pátina social que no tiene, el secuestro constante de ganaderos, concretamente 16 españoles en el estado Yaracuy, la ausencia de un mínimo de confianza en el sistema electoral, el cansancio de la gente que quiere que todos se bajen del ring y acabe la pelea, la cada vez mayor presencia del estado represivo, el que se desconozca el ABC de la democracia, una política social clientelar y de corto plazo sin atacar los males estructurales, el ventajismo electoral, la necesidad de que adversario vea al otro y la urgencia de que el estado garantice la competencia.

Hicimos preguntas y nos quedamos con la copla: la cosa no puede estar peor.

CON MARÍA CORINA MACHADO

La segunda ronda fue con la ONG de Observación Electoral, SUMATE. Componían el trío expositor MarIa Corina Machado una bella y locuaz moza, Alejandro Plaz y Roberto Abdul. Nos explicaron en qué consistía su trabajo y las deficiencias que veían en el sistema electoral.

  • Un Consejo Nacional Electoral elegido ilegalmente, sin pluralismo y de forma monocolor.
  • Ventajismo del gobierno que no financia a los partidos ni les deja financiarse. Utilización abusiva de los medios de comunicación social. Habían hecho el estudio de cómo en Radio Caracas Televisión Chávez, de enero a septiembre, había hecho 171 cadenas de una media de tres horas y media sin contar el programa “Aló Presidente” en la cadena oficial todos los domingos con una media de cuatro horas diez minutos. De enero a septiembre había estado el personaje 20 millones de minutos y la oposición 800. Y eso iba in crescendo.
  • Las circunscripciones electorales habían sido aprobadas sin pasar por la Asamblea.
  • El sistema de las llamadas “Morochas” era legal pero también un sistema abusivo que aplastaba a las minorías y fortalecía al partido mayoritario. Con un 35% del electorado el chavismo lograba un 58% de representación.
  • A los partidos no se les entrega el censo electoral como había ocurrido en el pasado y sucede por ejemplo en el Estado español. Después de cincuenta años entregando el censo, el chavismo decidió prescindir de él. La excusa era la privacidad y la protección de datos. El presidente de SUMATE, Alejandro Plaz, había convocado una rueda de prensa y se había ido con el listín telefónico con teléfonos y dirección y les había dicho: “¿Y por qué esto sí?”. Por otra parte tenían serias dudas en relación con el censo de nuevos electores sin posibilidad alguna de control.
  • No hay modo de conocer el voto nulo que es tan legítimo y democrático como el SI, el NO o la abstención. Y , además, en el caso del llamamiento de los partidos de no votar había mucha gente que iba a votar por miedo pero para que constara que lo hacía pero quería hacerlo nulo para protestar y, sin embargo, su voto nulo no se registraba.

Tampoco se dejaban abrir las cajas tras la votación y en una posible impugnación. ¿Qué sistema electrónico es ese que sin auditar externamente no permite chequear y comprobar que lo votado se ajusta a la realidad?

  • Se había llegado a demostrar, tras una denuncia de la oposición, que se podía saber la secuencia del voto demostrando que el voto no era secreto. La máquina cazahuellas y la agenda electrónica captaban la secuencia del voto.
  • Existía en DVD, vendiéndose en la calle, dos listas que se llamaban la lista Tascón y la lista Maisanta, en la que aparecía lo que había votado cada elector con lo que para obtener un pasaporte, un crédito, solicitar trabajo o contratar con la administración se sabía lo que había votado cada uno y si se era desafecto o no al régimen, eso traía consecuencias. La Presidenta del Centro Catalá había perdido su trabajo por esta razón.

Tras esta exposición les preguntamos qué debería hacer el gobierno para dar fiabilidad al proceso. Nos dieron cuatro razones:

  • Publicar el registro
  • Que se pudieran abrir todas las cajas
  • Eliminar la máquina caza huellas, corregir los sistemas, cambiar el software.
  • Elegir un Consejo Nacional Electoral independiente neutro y profesional. En definitiva, sembrar confianza para que el ciudadano supiera que su voto elegía.

A todo esto hay que añadir que a María Corina Machado el régimen la iba a procesar (a ella y a 3 más de SUMATE) el martes 6 de diciembre por haber recibido para SUMATE ayuda financiera de Estados Unidos. ¡Qué gran delito!. De no haber sido por los alemanes no se qué hubieran hecho Isidoro y los suyos. Chávez en “Aló Presidente” les había acusado de Conspiración y Traición a la Patria. Todo el delito había sido llevar a cabo actividades educativas dirigidas a la colectividad a través de talleres y anuncios televisados y radiales por medio de los cuales se quería dar a conocer los mecanismos de participación política y ciudadana. La acusación contra SUMATE se traducía en una criminalización del ejercicio de los derechos de participación política establecidos en la Constitución con el único objeto de garantizar la hegemonía del gobierno de Chaves.

El juicio iba a dar comienzo el martes. Sorpresivamente lo han pospuesto para el 18 de enero. Algo le habrá dicho al chavismo que en ese juicio el que iba a estar en el banquillo iba a ser él. (25 Observadores de la UE, varios de ellos embajadores, estuvieron presentes esperando se iniciara el juicio).

PARECIDO A ESTAR CON FUJIMORI

Cerró la ronda el Movimiento Quinta República, el partido de Chávez así como los partidos “Patria para Todos” y “Podemos”, que eran la coalición oficialista.

A todo esto el embajador estaba a lo suyo, salvo cuando llegaron estos señores del gobierno, con los que departió previamente en su despacho y posteriormente les ofreció whisky.

Llevó la voz cantante William Lara, buen orador, pero un tipo temible que se jactó en tres oportunidades de ser la parte acusadora contra SUMATE. Al hombre le había hecho daño la retirada de los partidos democráticos de la pugna electoral despachando el desaguisado diciendo que sólo eran cinco partidos y eso no importaba nada. Para su desgracia, comprobó lo falso de su tontería cuando el domingo 4, el 80% de la ciudadanía no fue a votar. Pero, ¿cómo se puede decir que no importa que no participen los partidos?. Es como decir que no importa que el PP, PSOE, PNV y CiU no vayan a las elecciones. Con ese comentario vimos a las claras el pelo de la dehesa del personaje del que me dijeron encima que no era el peor de todos.

Toda su vociferante intervención fue para criticar a los partidos, decir que estaban en manos del imperialismo, que si el dirigente de Acción Democrática Henry Ramos Allup se reunía con el embajador norteamericano, que todo aquello era una ofensiva contra Venezuela gestionada por USA, que se estaba preparando un fraude masivo, que todo aquello era claramente golpista con antecedentes en el paro petrolero y financiado por USA y el extranjero. “¿Cuántas veces más hace falta que les derrotemos para que se den cuenta que son partidos muertos? “, clamaba en aquella noche caraqueña. Sicodélico.

Lógicamente se metió con los partidos Acción Democrática y COPEI del viejo sistema que garantizaron cuarenta años de alternancia política diciendo que practicaban el “Ki-Ki-ri-ki, esto para ti, esto para mí” y que el lunes se les daría a esos partidos cristiana sepultura. Para un ideólogo del chavismo y ex presidente del Congreso su léxico no era muy tranquilizador y cuando le preguntamos por el llamamiento que había hecho SUMATE para acudir a las iglesias el domingo contestó que el era católico practicante y que el arzobispo había dicho que las iglesias son para rezar y que él iría ese domingo con su familia y que no admitía otra cosa que rezar. Como para darle la paz…

La verdad es que tras aquella perorata los que aún tenían dudas de lo que es el chavismo se santiguaban. ¡Qué tipos!. ¡Qué odio!. ¡Qué prepotencia!. Como para pedir alternabilidad democrática. De la lucha de clases al odio de clases.

Allí se fueron tras las múltiples palmadas del embajador Morodo. Luego nos enteramos que Morodo había estado en la sala contigua con dirigentes del partido “Primero Justicia” y el ministro del interior en reunión solicitada por los primeros, que al parecer había oído algo de posibles explosiones organizadas por la extrema derecha del ejército venezolano. ¡Ostras!.

Ya tarde y bastantes exhaustos les sugerí ir a cenar a un restaurante de comida típica venezolana y allí fuimos. Desde tequeños a ceviche, pasando por corvina, arepas y bollo pelón. Yo di cuenta de una hallaca, que equivale al turrón, pero envuelto en hojas de plátano, en las navidades europeas. Hechos polvo, con cierto miedo ante la noche cerrada, tarde, llegamos al hotel. Primer día.

DESAYUNO CON IZASKUN

Sábado 3 de diciembre 2OO5 | Izaskun Etxearte es la Directora del Instituto Vasco de Cooperación Vasco Venezolano Eguzki, una especie de Delegada del Gobierno Vasco en Venezuela. Su aita, Domeka Etxearte, un recio vasco de Aulestia fue el primero. Su hermano Gaizka fue asesinado por los golpistas de Chávez en l992 cuando el coronel participó en aquella acción subversiva contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez. Iba al colegio con su aita cuando la ráfaga de un avión acabó con su vida. Hasta hoy. La menor explicación. De ahí que no pueda entenderse lo que los vascos de bien piensan de la situación venezolana sin tener en cuenta este dato objetivo y dramático.

La víspera quedé en desayunar con ella en el Tamanaco. Llamamos también a Begoña Lasagabaster con la triste suerte que ese día había fallecido la suegra de Izaskun tras pasar varios días en coma víctima de una caída doméstica. Sin embargo y pese a lo luctuoso del hecho Izaskun quiso estar con nosotros y con ella departimos a pesar de lo penoso de la situación.

Ella nos ilustró de viva voz y con datos sobre como veía la situación del país y la de los vascos en Venezuela. Acababan de celebrar en Caracas, con éxito, una Semana Nacional Vasca con varios actos en la capital, exhibición de teatro, gastronomía, bailes etc. Nuestra presencia allí la quería aprovechar para que palpásemos en directo como estaban viviendo aquellos momentos a la vez que pudiéramos ilustrar a los interesados sobre el actual momento político vasco. Quedamos en hacerlo ese lunes.

Agradecimos la actitud servicial y eficaz de Izaskun en aquel duro momento personal y su constante disposición a atender cualquier necesidad que requiriéramos en la mejor tradición de hospitalidad y buen hacer.

EL ABRIGO DE ISIDORO

Empezó, tras el desayuno, la ronda de visitas. Ese día lo iniciábamos con el partido Acción Democrática, organización de 64 años decana del país. Los famosos adecos que hacen honor a la frase de que “Adeco es adeco hasta que se muera”.

Hablar de Acción Democrática en Venezuela es como hacerlo del PNV en Euzkadi o del PSOE en el estado español, partidos eje de una sociedad. O por lo menos eso era AD hasta la llegada de Chávez.

Lógicamente cuando viví en Caracas sabía donde estaba la sede de AD. Concretamente detrás del edificio La Sierra, lugar donde tuvimos el estudio de Radio Euzkadi (La Txalupa) en un tercer piso de donde me tuvieron que sacar en grúa ya que un mal día ardió todo aquello. Pero no solo lo conocía yo. Lo conocía todo el mundo como se sabe en Bilbao donde se encuentra Sabin Etxea y en Madrid la sede del PSOE en la calle Ferraz. Por eso me dió mala espina que el conductor, un venezolano trigueño, se perdiera buscando el lugar. No sabía donde se encontraba el edificio de marras hasta el punto que llegamos casi una hora más tarde a la cita. ¡Que mal debes estar AD para que la gente hoy no sepa ni donde te encuentras!, pensé.

Por fin llegamos. Fuera, un cartel nos felicitaba las fiestas con el logo de AD y su inveterado slogan: “Por una Venezuela libre y de los Venezolanos”. Abajo, dos personas mayores, nos saludaron e indicaron que subiéramos por las escaleras los cuatro pisos que nos llevaban al Pent House. A medida que iba subiendo y viendo aquella desolación de despachos sin gente en la jornada víspera de unas elecciones comprobé lo dañino que había sido la corrupción para aquel partido histórico que había tenido nada menos que cinco presidentes de la República. De esos cinco, en la galería de retratos del salón donde nos llevaron faltaban los últimos y más corruptos: Jaime Lusinchi y Carlos Andrés Pérez, los dos expulsados. Rómulo Betancourt, Rómulo Gallegos y Raúl Leoni junto a Andrés Eloy Blanco, el poeta de Cumaná y dirigentes muertos bajo la dictadura de Pérez Jiménez, ornaban una sala bastante deteriorada y necesitada de una mano amiga.

Nos iba a recibir su secretario general, Henry Ramos Allup, un fogoso y eficaz parlamentario, un viejo zorro de la política venezolana, al que quieren llevar a la peletería pero nuestro retraso lo impidió. Lo hicieron el vicepresidente del partido, Víctor Bolívar, Raúl Hernández que hasta ese mismo día era diputado a la Asamblea, Ramón Medina, otro diputado, José Zamora, secretario nacional de cultura y otro más.

Para los presentes de la delegación de observadores, mis compañeros de viaje, aquella escena quizás fuese una más, pero para mi era como verles a Felipe González, Alfonso Guerra, Joaquin Leguina, y Javier Solana, defenderse como gato panza arriba explicando los motivos por los cuales habían sido ellos quienes habían arrastrado a la oposición a hacer el boicot y no presentarse a las elecciones. Unos atribuían aquella maniobra al conocimiento de las encuestas que decían que AD iba a perder el dato de primer partido de la oposición para dar paso al emergente “Primero Justicia”, una nueva organización de oposición surgida en el año 2000 tras la debacle partidista de Venezuela. Ellos rechazaban estas conjeturas diciendo que eran un partido concurrentista, de concurrir, porque por sobre todo eran demócratas y sabían que la esencia de la democracia es la participación ciudadana en unos comicios pero que no podían hacerlo cuando el voto no era secreto, no tenían el censo, las famosas morochas distorsionaban el resultado de las votaciones y todo el sistema estaba viciado de los pies a la cabeza. ”Hemos pasado por un auténtico vía crucis, hemos tratado de que no se lesione el principio de representación popular, hemos acudido a instancias internacionales, hemos defendido que no se prostituya el derecho al voto pero la gota que rebasó el vaso fue que el propio gobierno admitió que con las máquinas cazahuellas y todo los mecanismos complementarios se determinaba la secuencia del voto y ante eso solicitamos la suspensión del proceso tratando de lograr garantías de seguridad y limpieza de los comicios porque a nosotros no nos gusta jugar con la abstención, pero ante la cerrazón del gobierno no nos quedó más remedio que presentar el boicot” nos dijeron.

Lógicamente nos ilustraron sobre la famosa lista Tascón que es el nombre de un diputado chavista que se había ido al Consejo Nacional Electoral con una furgoneta y 11 fotocopiadoras y había sacado copias de todo el registro electoral (copias de las planillas donde la ciudadanía de forma mayoritaria pidió del Referéndum Revocatorio. El REP –Registro Electoral Permanente- lo recibió ya digitalizado. La verdad sea dicha, se tienen varias versiones del REP de los últimos años, ya que los venden los buhoneros también. Y la copia de las firmas fue consecuencia de una orden directa de Chávez. Lo dijo en su “Aló Presidente” número 180), con indicación de lo que había firmado cada ciudadano. Esta información había sido utilizada contra funcionarios públicos y gentes que querían contratar con la administración, que lo es todo en un país cada vez más centralizado y absorbente.

Los dirigentes de AD criticaban la obsesión del gobierno de demonizar obsesivamente al adversario al que convierten en enemigo mientras les acusan de vendidos al imperialismo yanki y ante la gran suspicacia que sembraba el sistema electoral informatizado, único en el mundo, añoraban el recuento manual que por lo menos era un sistema democrático con capacidad de control y donde se garantizaba el secreto del voto.

Tras una primera intervención se prestaron a contestar nuestras preguntas. La primera fue sobre el papel que podíamos hacer los Observadores Internacionales. Respondieron que estaban escaldados de la Observación que había hecho en el referéndum revocatorio del 2OO4 tanto la OEA como la Fundación Carter que habían avalado algo que no permitirían en sus países. Recordaban la protesta de Carter por las elecciones en Florida y la manga ancha con la que funcionó en Venezuela. Sobre la OEA tenían la sospecha de que al ser Chávez tan dadivoso con muchos de los países latinoamericanos estos estuvieran tentados a mirar a otro lado y avalar todo lo que vieran aunque no les gustara. Nos informaron que le habían pedido al gobierno español la presencia de Observadores políticos en aquel referéndum con la gran sorpresa que enviaron a cuatro técnicos que proclamaron la limpieza de la consulta al día siguiente siendo España el primer país que había reconocido aquella inmensa chapuza. Estaban extraordinariamente dolidos por ello recordando que Zapatero había hecho hincapié al inicio de su mandato que se basaría en los derechos humanos y no en los intereses en su acción internacional.

A la pregunta sobre el socialismo de Chávez, siendo ellos socialdemócratas, nos dijeron que lo de Chávez era populismo no socialismo y que el socialismo es derecho y no dádiva regalada a los amigos sin control de ningún tipo. Ellos habían nacionalizado el petróleo venezolano y Chávez lo estaba privatizando y contratando con empresas multinacionales como Repsol lo que le ha permitido al coronel manejar 40.000 millones de dólares de presupuesto sin control basando su acción en el clientelismo y la demagogia.

En relación con la manipulación de los medios de comunicación y la famosa ley mordaza nos informaron que es costumbre de Chávez encadenar todos los medios para lanzar mensajes y soflamas políticas, algo inadmisible en cualquier país democrático. Uno de ellos contó como en su estado quiso poner una cuña en la radio para la campaña y el dueño de la emisora le dijo que con mucho gusto pero eso significaba que inmediatamente le retiraban las diez del gobierno y a él tenían que triplicarle el precio. ”Esta es una democracia acorralada, aquí no hay estado de derecho. Imaginaros un partido de fútbol donde el campo esté inclinado. No importa, porque en la segunda parte le toca al contrario esa parte, pero lo que es inadmisible es que el árbitro esté comprado y empieces a jugar con cinco goles en contra y el árbitro cambiando constantemente las reglas del juego”.

Le inquirimos sobre las distintas elecciones en el país y nos dijeron que las ganan todas aquellas donde no priman los criterios chavistas: sindicatos, colegios profesionales, universitarias, etc. Todas las elecciones que no organiza el CNE las gana la oposición.

En relación con el sistema denominado las morochas se quejaban de que con el 33% del electorado el chavismo se hacia dueño del setenta por ciento de la representación popular y eso distorsionaba los resultados y la argumentación de que por lo menos Chávez ha sido elegido democráticamente. Si, pero con sus reglas abusivas ,una cedulación express indiscriminada, una consagración sospechosa de los electores golondrina, un Consejo Electoral unicolor, ausencia total de control, asimetría total en la información. Observadores interesados que lo validaban todo, e imposibilidad de abrir las cajas. ”Si es tan democrático el sistema lo lógico es que permitieran estas cosas. ¿No les parece a ustedes?”, nos decían.

La pregunta de Juan Barranco fue de nota. El ex-alcalde de Madrid les lanzó una teórica sobre la democracia y la participación ciudadana, sobre la necesidad de que el sistema no tenga partidos débiles, sobre el hecho de que sin partidos no hay democracia, sobre la necesidad de participar metiéndose en el menor resquicio como habían hecho ellos en la transición e incluso él en las elecciones municipales durante el franquismo y sobre el hecho de que fuera de las instituciones hace mucho frío.

A los de AD, que no pueden ni ver a los del PSOE porque se sienten traicionados y cuando estuvo Zapatero ni se entrevistaron con él, se les cruzó la vena y le dieron a Barranco una respuesta antológica. Le dijeron que si, que fuera de las instituciones hace mucho frío y eso lo supo bien el PSOE y de ahí el hecho de que ellos para paliar dicho frío le dieron buen abrigo de lana a Isidoro (Felipe González) cuando lo requirió, pero que ahora ellos ven con estupor que el PSOE lo que les da a ellos es un trato desconsiderado, poco amistoso, ingrato y perjudicial para la democracia por lo que no admitían recibir clases de nadie. Barranco se quedó cortado y con la palabra en la boca y yo con ganas de aplaudir. Al salir me dijeron que estaban hartos del PSOE y del embajador Morodo que había tenido el atrevimiento de llamarles a la embajada para que hablaran con Chávez y le permitieran a éste formar parte de la Internacional Socialista. “¿Qué carajo nos tiene que decir un embajador de España que demos entrada y avalemos a un populista en una Internacional democrática?. ¿Hasta donde vamos a llegar?” .Tenían toda la razón.

Les preguntamos sobre el llamado golpe de Carmona, aquel presidente de los empresarios que se autoproclamó presidente durante dos días cuando los compañeros de Chávez lo sacaron de Miraflores. Nos dijeron que ellos se opusieron a aquellos decretos de disolución de las instituciones y que desde el Congreso defendieron las instituciones por lo que no eran sospechosos de nada.

Les preguntamos sobre la corrupción y nos dijeron que Carlos Andrés está expulsado del partido y que ahora había un millón de veces más de corrupción porque hay mucho más que repartir. Chávez había cogido al país a siete dólares el precio del barril y ahora esta a más de sesenta y todo eso sin control político alguno.

Les preguntamos por qué habían llegado a esa conclusión de no presentarse y nos respondieron que sabían que la decisión era arriesgada y quizás mal comprendida porque si era algo AD era un partido que siempre había participado en los comicios pero no querían avalar un sistema que estaba destruyendo la propia representatividad del partido y los llevaba casi a la marginalidad, mientras se les estrangulaba financieramente al no recibir ayuda publica alguna. Nos relataron que cuando lanzaron el órdago, el partido “Primero Justicia” acudió donde ellos alarmado pero de la conversación salió como una especie de Síndrome de Estocolmo aceptando este partido, junto a Copei, el no presentarse.

Ante la pregunta sobre el futuro que se abría tras las elecciones con un parlamento monocolor a la búlgara, reconocieron que si no hay una agenda de dialogo la cosa iba a ser muy dura pero que para un partido de 64 años que ha debido vivir en el pasado en la clandestinidad la situación no era nueva y si habían de estar cinco años en la calle, en la clandestinidad, lo harían pero lo que no querían era cohonestar una situación de corrupción electoral. Eran partidarios ante el cambio de la Constitución que iba a emprender Chávez para reelegirse, cosa que con la actual constitución no es posible, el preparar una oferta unitaria de la oposición con un programa alternativo y creando una matriz de oposición mientras entre todos solicitaban unas nuevas y fiables reglas del juego. ”No somos partidarios de fintas al viento, de usar la violencia, ni de desgastarnos en peleas internas que nos arrasen y, a partir del lunes 5, iremos a por todas. Los demócratas no podemos rendirnos”.

Tras criticarnos al socialista presidente de la Comisión de Exteriores de Francia que llevaba quince días en Venezuela paseándose de la mano del chavismo y avalando al gobierno sin ir ni a saludarles nos respondieron que para ellos era imprescindible recuperar el secreto del voto. Tener un sistema electoral no ventajista y fiable, lograr la financiación pública de los partidos y poseer el censo de votantes y que este no solo lo tuviera el partido del gobierno.

Estuvimos casi dos horas con ellos. Salvo el momento de tensión con Barranco y con la representante de IU que hablaba por boca del chavismo, la charla fue muy esclarecedora y nos aportó otra visión de la situación que se vivía en Venezuela la víspera de la jornada electoral. Tras ésto y con nuestra furgoneta salimos para ir a la sede del nuevo partido “Primero Justicia”.

PRIMERO JUSTICIA

Se trata de una nueva organización surgida del naufragio del sistema anterior y formada en buena medida con antiguos militantes de Copei, el histórico partido socialcristiano. Chávez no puede criticar a este partido de ser consecuencia de los errores del pasado porque es algo nuevo que crece y crece. De hecho se argumentaba que en la jugada de AD latía el hecho de que no quería que Primero Justicia les quitara el primer puesto en el ranking.

Llegamos a su sede que está en el estacionamiento del Centro Comercial Chacaito. Allí nos atendió su secretario general, Gerardo Blyde, el encargado de política internacional y el alcalde de Chacao Leopoldo López. En la reunión se incorporó una diputada muy combativa que había pertenecido a AD, Liliana Hernández.

Blyde me causó una buena impresión. Daba imagen de rigor y solvencia. Nos narró de nuevo todo lo ocurrido y el por que se habían visto obligados a retirarse a pesar de que no querían hacerlo pero al haber formado parte de la candidatura opositora con AD y al retirarse este partido se habían quedado sin testigos, representantes, en las mesas de votación en la mayoría del territorio, y por eso se habían puesto en contacto con la dirección del Consejo Nacional Electoral para que se pospusieran las elecciones quince días y arreglar ellos el entuerto porque querían participar. Sorpresivamente se encontraron con que el régimen al verse amenazado con el boicot les había ofrecido, sin más, la posibilidad de revisar el cien por cien de las cajas, eliminar las máquinas cazahuellas, enviarles el registro y lo que quisieran. Pero ellos hicieron hincapié en la posposición durante quince días a lo que el gobierno argumentó que se estaba demasiado cerca de las navidades por lo que no accedieron y entonces tomaron la decisión de no comparecer. ”Sabemos que el gobierno ha dicho públicamente que de 7l partidos se han retirado solo cinco y que no pasa nada. Lo veremos mañana”.

Con mucho sentimiento nos informaron que esa decisión había sido muy dura para ellos y les había puesto al borde de la ruptura pero que una vez tomada la arrostraban con todas las consecuencias y dispuestos a defender sus derechos en todas partes. Habían logrado demostrar la secuencia del voto en reunión con el CNE.

Había sucedido el miércoles 23 de noviembre durante la auditoría de las máquinas de votación cuando sucedió algo que tuvo una gran repercusión ya que disparó una cadena de acontecimientos sin precedentes en los últimos años del chavismo, ya que en la referida auditoría se realizó un simulacro de votación con el sistema suministrado por Starmatic, en presencia de los técnicos acreditados de los partidos políticos, técnicos de las Misiones de Observación de la UE, OEA y Ojo Electoral, así como representantes del Consejo Nacional Electoral y de Starmatic. Una decena de participantes simularon una votación. Seguidamente a los técnicos acreditados por los partidos se les permitió acceso al software y a la máquina utilizada.

Al cabo de unos minutos y ante la sorpresa de los presentes, el técnico Leopoldo González , acreditado por Primero Justicia, desveló inequívocamente el voto de cada uno de los participantes en el simulacro.

Aquel hecho demostraba que el voto secreto no estaba garantizado, ni lo estuvo en las tres últimas elecciones al comprobarse que las máquinas de votación Starmatic guardaba la secuencia del voto. Y, en segundo lugar, demostraba que el CNE había mentido a los ciudadanos desde la adquisición de estos carísimos equipos, los cuales habían sido utilizados en el Referendo Revocatorio presidencial de agosto de 2OO4,las elecciones a Gobernadores y alcaldes de octubre 2OO4 y las elecciones municipales de agosto 2OO5.

A raíz de este descubrimiento, comenzó una etapa de negociación entre los partidos de oposición y el CNE, la cual culminó con el retiro de las máquinas captahuellas que los partidos consideraron que, siendo importante, seguía sin garantizar el secreto del voto. Y de ahí vino que Acción Democrática retirara sus candidaturas arrastrando a todos los demás.

Los de Primero Justicia nos hicieron hincapié en que les parecía bien que habláramos y preguntáramos por el futuro, pero, insistían, antes había que reconocer la gravedad de que un Consejo Nacional Electoral había mentido en tres convocatorias electorales, algo inadmisible en cualquier país democrático del mundo por la onda de desconfianza que en buena medida contribuyó a precipitar los acontecimientos.

Tras la intervención de Gerardo Blyde intervino el alcalde de Chacao un joven político al que el chavismo persigue y desea encarcelar ya que se trata de un representante popular que en su distrito ganó las elecciones con más del 78% de los votos y no hay cosa que más tema el régimen que políticos nuevos, populares y de futuro.

El joven alcalde era consciente de que se abría a su partido y a la oposición venezolana un nuevo tiempo de acción más musculada y más en contacto con el ciudadano y que incluso podrían desaparecer temporalmente de la vida política pues el chavismo no admite desafíos, pero estaban dispuestos a arrostrar las consecuencias.

AL URRUTIA

Sin terminar la reunión Begoña Lasagabaster y yo salimos para acudir a una cita en el restaurant Urrutia con el P. Ugalde, Iruña Urrutikoetxea y el corresponsal de La Vanguardia, Joaquin Ibarz. .Un escolta nos acompañó a coger un taxi que nos llevó al Urrutia de Las Mercedes siendo la cita en el Urrutia de la Solano, verdadera mina, ya que una comida casera vasca tiene el premio de que aquello siempre está lleno.

A pesar del ruido pudimos enlazar una conversación intercambiando puntos de vista sobre lo que se estaba viviendo. Iruña, que ella en si misma es una ONG, me llevó mi ficha electoral donde constaba que yo no había solicitado el referéndum revocatorio de 2OO4 ya que vivía en Euzkadi, por lo tanto, para el régimen, podía ser hasta un tipo de confianza, lo que originó las bromas de los presentes. Pero lo que subyacía de aquello con toda su gravedad era la viva demostración de que el voto no era secreto y el que alguien tenía mucho interés en saber lo que vota cada ciudadano para tomar las consabidas represalias. Era también la demostración palpable de que el voto en Venezuela no es fiable sino el instrumento para que funcionarios desaprensivos hicieran la vida imposible al ciudadano. No había más que comprar el DVD de esa lista llamada Maisanta, conectarla al ordenador y saber en cualquier ventanilla si el ciudadano que uno tenía enfrente era o no un buen chavista. Estábamos pues ante un régimen policial con todo lo que eso entraña.

La conversación por otra parte fue para nosotros muy ilustrativa. Estábamos ante personas comprometidas, que conocen lo que están viviendo y que adversan las dictaduras. Iruña es hija de un gudari encarcelado en el Fuerte San Cristóbal, de ahí el nombre de Iruña, al que le editamos en su día un libro fantástico cuyo nombre lo dice todo: “La Hora del Ultraje”, que ojalá podamos reeditar. Su compromiso le ha supuesto más de un disgusto pero como buena vasca tiene más moral que el alcoyano y una cabeza dura a prueba de chavistas. El P. Ugalde es toda una institución en Venezuela. Vasco de Bergara, euskaldun, hombre comprometido, activista en su día desde el Centro jesuita Gumilla de la Teología de la Liberación sus escritos en los medios, su labor de mediación, su liderazgo en la Universidad Católica , su notable capacidad analítica y su compromiso lo hacen toda una referencia en Venezuela. Y el periodista Joaquín Ibarz, catalán y corresponsal de La Vanguardia en América Latina es de esos clásicos sabuesos que se lo conocen todo y al que no dan gato por liebre pues conoce desde siempre a todos los actores de la escena política latinoamericana. A Chávez lo conoce y adversa desde que éste como consecuencia de su golpe de estado estuvo encarcelado. Se puede decir que es La Vanguardia el periódico que mejor trata todo lo que está ocurriendo en Venezuela.

La conclusión de aquel encuentro era que a pesar de la retórica izquierdista de Chávez este personaje no va a resolver nada sino a ahondar los problemas mientras se avanza hacia una cubanización del control ciudadano pero no desde la miseria sino desde la bonanza petrolífera. ”Chávez es un resentido social que convierte al adversario en enemigo para combatirlo mejor.

Tras el almuerzo el P. Ugalde nos llevó al hotel donde pudimos estar relativamente poco tiempo pues había que ir a la sede de la Cancillería para repartir las rutas del día siguiente y conversar con un representante de Ojo Electoral.

Al salir del Urrutia saludé a Nelson Chity un antiguo diputado copeyano que había estado en Bilbao en la década de los ochenta junto con otros dirigentes copeyanos en una semana de formación política que organizamos entre el PNV y su Instituto Ifedec. Le ví fuertemente desmoralizado. Cuando estuvo en Bilbao era un diputado del partido de gobierno. ¡Cómo cambian las cosas¡.

OJO ELECTORAL

Llegamos a la Cancillería de la Embajada, una buena instalación en la zona residencial de La Castellana. Allí tuvimos una tediosa sesión de reparto de rutas y colegios electorales tratando de combinar zonas depauperadas, con barrios de clase media y, como éramos nueve, nos repartimos en grupos de dos estableciendo el criterio que queríamos ir donde quisiéramos y no donde le conviniera al CNE. Se trataba de una Observación y no de una corroboración y aunque se hizo hincapié en la seguridad, parecía que la cosa iba a estar tranquila.

Estando en ésto llegó Carlos Genatios miembro de la Junta Directiva de Ojo Electoral que es una ONG que se dedica a la Observación de elecciones. Había sido ministro de Ciencia y Tecnología en el gobierno de Chávez, había puesto en marcha este ministerio, afrontado las consecuencias de las inundaciones en el Departamento Vargas y dimitido por propia voluntad, cosa que al parecer no le gustó demasiado al coronel. Acababa de llegar de un viaje a Madrid donde había sido invitado por la Fundación Carolina.

El hombre empezó su disertación de forma muy prudente hasta terminar en un diálogo directo y sincero llegándose a emocionar porque siente en carne propia la aguda situación de crispación que vive su país. Creía que la crisis que se vivía era consecuencia de una profunda fisura social y política por lo que consideraba urgente crear condiciones que hicieran posible construir los consensos básicos y entre ellos el discutir y acordar la elección de un nuevo CNE y la reforma de la ley orgánica del sufragio y de la participación política. Habiendo sido ministro chavista consideraba que debían evitarse el uso de descalificaciones y expresiones de gran agresividad que no hacen más que profundizar el clima de confrontación mientras rechazaba el ejercicio de cualquier tipo de presiones sobre ciudadanos de cualquier identificación política para definir su participación en las elecciones.

Genatios era bastante comprensivo con el CNE al reconocerle el esfuerzo que había hecho al permitir las auditorias y eliminar las máquinas captahuellas y los cuadernos electrónicos.

Nos habló del cansancio de la sociedad, la vida densa que llevaban, la fractura social, el punto de inflexión que supuso el asesinato del Fiscal Danilo Anderson, lo mataron el 18 de noviembre de 2004, la presencia de dos millones de ciudadanos nuevos en el censo, la existencia de un país dentro del país. El que tiene acceso a las Instituciones y el que no, la perversión de las morochas, el falso socialismo existente que consiste en dar una vuelta sobre si mismo para volver al mismo sitio y la mayor corrupción existente ahora con los militares. Habló bien de Chávez como persona, comprensiva hacia él, hombre de rápida asimilación en sus lecturas e insistió mucho en la necesidad de un dialogo político a partir del mes de enero.

Fue interesante cambiar puntos de vista con esta especie de chavismo light frente al chavismo de aguardiente y trinchera de la víspera. De hecho si Chávez tuviera sentido de la jugada le haría a Genatios presidente del CNE y las cosas cambiarían ostensiblemente.

Ojo Electoral es una ONG chavista. Todos los que quedan son chavistas –Genatios, el padre Virtuoso (le llaman Vicioso), María Clenticia Stelling y el periodista Díaz Rangel-. Cuando la fundaron, para el Referéndum Revocatorio, estaban también Teodoro Petkoff, Patricia Márquez y el historiador Pino Iturrieta, que se retiraron posteriormente. Por cierto, en el Referéndum Revocatorio fue la única observación electoral que obtuvo credencial, y se supo de ello días después con una nota de prensa con una frase que decía, más o menos, “no pudimos observar…”.

EL DIA ELECTORAL

Llegó el cuatro de diciembre. Día de las elecciones. Se elegían l67 diputados junto a representantes del Parlamento Andino y del Latinoamericano. Previamente el CNE nos había entregado una cartera. Dentro teníamos el escapulario con la acreditación, un chaleco que con el escudo del CNE ponía Observador Internacional y una gorra. Y con aquella facha nos distribuimos. Unos con el CNE, otros a la apertura de las urnas, otros a barrios tales como el “23 de enero” una barriada construida en tiempos del dictador Pérez Jiménez que no podía ver a los ranchitos y construyó edificios de bloque para atender a aquella inmigración que empezaba a llegar a la gran ciudad. Hoy, cerca de 600.000 personas viven en el “23 de enero”. Entre sus habitantes hay vendedores ambulantes, maestros, obreros y desempleados. Hoy es un feudo del chavismo después de haberlo sido de AD y del partido comunista. En este feudo del coronel conviven numerosas organizaciones de la red de apoyo popular tejida por el oficialismo como la Coordinadora Simón Bolívar y los Círculos Bolivarianos junto a un grupo al que llaman Tupamaro en recuerdo de la guerrilla uruguaya. Un arroz con pollo que esperaban a Chávez pues allí estaba su centro de votación. De hecho algunos quisieron esperarle para verle actuar en directo. Aquello no era muy presentable con toda la instalación que habían montado en aquel liceo a mayor gloria del teniente coronel mientras toda la zona estaba tomada. Esa fue una constante de todos los colegios: ver militares con sus fusilones hasta en la sopa, en la cabina de votación, ayudando a la gente a votar. ¿Se imagina alguien por aquí a la guardia civil con metralleta calada en las salas de votación? .Bueno pues esa fue una de las constantes que tanto los Observadores de la UE y de la OEA quisieron destacar.

Al salir del 23 de enero a Juan Barranco le abordaron dos periodistas de Radio Rebelde. Le pidieron declaraciones y le dijeron que le esperaban en el monte para hacer la revolución. Barranco les dijo que tenía mucha simpatía por ellos pero que él ya no estaba para revoluciones ni para esos trotes.

Tras pasarnos la mañana visitando colegios electorales donde nos dieron todo tipo de facilidades para entrar, salir y tomar notas, volvimos al hotel donde el CNE nos había preparado un bufet a todos los Observadores. Begoña Lasagabaster no acudió pues comenzó a sentirse mal.

Tras el almuerzo hicimos tiempo para acudir al cierre de los colegios. En principio iba a ser a las cuatro de la tarde cuando sorpresivamente nos comunicaron que por motivo de las lluvias que habían caído se retrasaba hasta las cinco. Aquello no parecía muy normal sino más bien un intento de dilatar la hora de cierre ya que habíamos visto muy poca gente en los Colegios mientras el oficialismo a través de los medios hacía llamamientos a la participación.

Fuimos primero al colegio San Ignacio. Allí en su cancha deportiva había como unas cinco mesas cuyos componentes estaban muertos de aburrimiento ya que apenas habían tenido gentes en las urnas. Eso nos dio la tónica de la jornada. De allí fuimos al colegio San Bosco, muy cerca. Lo mismo. Hasta el punto de que cuando abrieron las cajas ante nosotros no habían votado ni el cuatro % y dentro de ese voto había camuflado un voto en blanco que no afloraba. ¡Vaya palo¡. Tanto hablar de la representatividad nacional por parte de Chávez para no haber llegado al ánimo ni del veinte por ciento de los ciudadanos. El boicot de la oposición parecía que iba a tener éxito. La gente se puso a aplaudir y yo metí el dedo en la tinta indeleble con lo que engañé a más de uno diciéndole que había votado. ¡No puede ser¡ me decían.

A todo esto, como Chávez se olía algo andaba diciendo que él respetaba a las personas mayores pero que los viejos partidos les había llegado la hora de la muerte y que ya no eran representativos de nada más que de un fracaso colectivo. ¿Se imagina a alguien diciendo algo parecido por aquí?. “Se ha activado la conspiración. No voy a acusar a los perros sino al amo de los perros, el gobierno de EE.UU”, exclamó Chávez. ”Lo que ha hecho la oposición es lanzar un nuevo golpe ahora electoral. Y le vamos a responder ahora con un contragolpe”. Advirtió a sus adversarios que el “Chávez permisivo quedó enterrado en el 2OO2, el que permitió que llamaran a la desestabilización. No lo voy a permitir. Diga lo que diga el mundo. Le recomiendo que se midan porque yo les estoy midiendo como en cualquier batalla”.

Como no podía ser menos afirmó tener supuestas pruebas de movimientos en el continente de la CIA alentando a esta nueva conspiración, donde no está descartado el magnicidio al alertar a sus militantes y reservistas a la movilización permanente y a tener vista de águila.

En el colmo del despropósito agradeció a la oposición haberle dejado el camino libre para tener mayoría absoluta en la Asamblea Nacional y hacer la reforma a sus leyes. Su contragolpe significa que radicalizaría su revolución a partir de enero con lo que anunció el cambio de la constitución para poder ser reelegido en el 2OO6.Todo un demócrata. De hecho, el presidente de la Asamblea Nacional , Nicolás Maduro, ha dicho que Chávez tiene que estar hasta el 2030.

Al día siguiente, cuando salieron los comunicados de la OEA y de la UE, dijo que los Observadores no habían Observado nada sino que se habían dedicado al trago.

Vuelta al hotel y, por la noche a la sede del CNE. Aquello parecía un velorio. Lo mejor los sandwichitos que tenían y el jugo de guayaba que nos ofrecieron. Ya de noche, volvimos al hotel. La televisión era un poema. Al gobierno no le había quedado más remedio que reconocer una participación del 25% sacando la conclusión que era algo parecido al porcentaje que tiene Bush. Además de no ser verdad ¿dónde quedaba el argumento de ser el presidente de los pobres?. ¿Solo hay un 25% de pobres?. ¡Menuda lección de ciudadanía!.

Chávez acababa de ser sometido a un plebiscito en el que, aún aceptando el abultado porcentaje de participación del CNE, del que si descontamos el 9,62% de votos nulos emitidos mayoritariamente por los empleados públicos a quienes obligan a sufragar so pena de ser despedidos, apenas tendría el 15,38% de apoyo. Pero si tomamos el porcentaje real de 17%, como revelan SUMATE, los desesperados llamamientos del chavismo, apenas convencieron al 7,38% de los más de 14 millones de electores inscritos en el fraudulento registro. Y esto ya son palabras mayores.

EL VIRUS

No se si por un frío, una bebida, un virus, una comida o el chavismo el caso es que ese domingo por la noche me sentí como si me hubieran tirado del Empire State, una vez caído, me hubiera aplanado una apisonadora, y una vez hecho fosfatina, que me hubieran cortado a cachitos. El caso es que me pasó lo mismo que a Begoña Lasagabaster y pasé dos día hecho polvo y casi fuera de circuito. Cuando el martes medio me reincorporé a la expedición le dije a Begoña que a pesar de todo se veía que los estómagos de EA y el PNV eran de parecida consistencia y las diferencias mínimas. ¿Fue la comida del Urrutia?. No lo se.

EN EL BANCO PROVINCIAL

Cerca del Ateneo y del barrio de La Candelaria se levanta una torre espectacular. Es la del Banco Provincial de Venezuela adquirido por el BBVA en l997.Subimos al último piso y dentro de ese recinto subimos unas escaleras internas hacia el pent house en el que se veían unas vistas de la ciudad increíbles. Grandes ventanales, una magnífica pinacoteca, mucha cortesía y una mesa con un desayuno con toda variedad de frutas y jugos tropicales nos dieron la bienvenida mientras, Pla, su presidente, desgranaba una detallada explicación sobre la situación económica de Venezuela y la del propio banco. El embajador no nos acompañó.

La mayor parte de la inversión española se produjo en la década de los noventa con la entrada de los grandes bancos BBVA y BSCH, Mapfre y Repsol. En el 2002 se produjo un incremento de la inversión venezolana en el estado español en una búsqueda de destinos seguros por parte de los inversionistas venezolanos debido a la crisis económica y política del país. Está concentrada principalmente en el sector inmobiliario, seguido del sector químico, de caucho y plástico.

La principal operación en 2004 ha sido la compra de Telefónica Móviles de la filial latinoamericana de Bell South .También hay que destacar a Repsol que lleva invertidos 1.500 millones de dólares, la mitad de sus inversiones previstas hasta 2008 en Venezuela y ha iniciado el desarrollo del campo del gas de Barrancas que alimentará una planta de generación eléctrica a construir .Ello no obstante a los problemas de seguridad jurídica en Venezuela que son enormes ante la probabilidad de que se produzcan cambios arbitrarios e inesperados de la legislación, algunos bien recientes: aumento de salarios por decreto, desistimientos de licitaciones y contratos adjudicados, creación de nuevos impuestos, creación de empresas estatales competidoras a lo que hay que añadir un control de cambios y la existencia de un mercado paralelo al bolívar.

Pla hizo hincapié de que Venezuela es un país solvente que necesita inversión extranjera, diversificar su economía hoy monoproductora que es a la vez su fortaleza y su debilidad con un estado providencia que es la única gran empresa de Venezuela. El país necesita bienes de equipo, infraestructuras y empresarios ya que se ha producido una destrucción de élites ante la huida significativa de muchísima gente, jóvenes bien formados e hijos de aquellos emigrantes que llegaron en los cincuenta y que ahora no ven futuro ante la política arbitraria del gobierno. A pesar de ser Venezuela uno de los principales productores de petróleo y energía del mundo y por muchísimas décadas junto a la posibilidad de explotación de un turismo que busca infraestructuras y seguridad. Venezuela tiene cuatro mil kilómetros de costa y 1.600 de playa.

Estando en esta explicación me dio un yeyo que casi me sacan en camilla y con un malestar terrible pude a duras penas recoger el libro que el Banco había editado para conmemorar el centenario del nacimiento del escritor Arturo Uslar Pietri.

CON EL P. UGALDE EN LA UCAB

La UCAB es la Universidad Católica Andrés Bello y Andrés Bello fue uno de los maestros de Bolívar y un gramático reconocido. Es una Universidad hoy crítica dirigida por el P. Luis Ugalde, vasco de Bergara y venezolano de elección. Tiene l8.OOO alumnos y un elenco de carreras muy amplio. Se encuentra en la Urbanización Montalbán La Vega y allí estudié yo en mis años mozos graduándome en l975. Volver a aquella casa tras treinta años tenía su aquel.

En principio la vegetación, cuidada y variada ha crecido y le da al conjunto un paisaje atractivo. En el trópico plantas un calcetín y te sale un árbol de calcetines al poco. Si a este se le cuida junto a los demás hacen del conjunto algo bello. Fue esa mi primera impresión. En l975 se estaban plantando los actuales árboles que hoy, creciditos, le dan al conjunto una trinchera verde agradable.

El P. Ugalde nos recibió en la sala de juntas del rectorado. A su fondo el pobre rancherío de la zona donde la UCAB mantiene programas de trabajo. Junto a él los decanos de Derecho y Economía y el sociólogo España al que habíamos visto el primer día en la Embajada.

El P. Ugalde es hombre lúcido, persuasivo y analítico. Quiso dejarnos como mensaje que una cosa es luchar contra la pobreza y otra muy distinta el chavismo, al que no había que minusvalorar ante la bomba social que es el país. A pesar de la riqueza petrolífera.

“Hay que admitir que los partidos en el pasado fracasaron y se desprestigiaron pero Chávez también”, nos dijo. “El presidente es un comunicador excepcional con muchísimo dinero y sin ningún escrúpulo que tiene la habilidad de decirle a Venezuela donde le aprieta el zapato, pero también sabe hacerlo en América Latina e Internacionalmente. De ahí que los partidos tengan como reto el construir una alternativa creíble”.

Criticó la pésima gestión de Chávez que trata de camuflar con su retórica ampulosa y con trucos tales como en sus “Alo Presidente” acusar en directo a sus ministros pero que ese truco terminará gastándose y la reflexión de que el corrupto e ineficaz no es él sino sus colaboradores al final nadie la creerá.

Nos dijo que la política educativa no podía ser peor, es de llorar, nos comentó y la corrupción máxima con una mínima creación de empleo y un subempleo penoso. Chávez ha construido la quinta parte de viviendas de lo que construyeron los partidos democráticos que llegaron a hacerlo con cien mil viviendas al año y el teniente coronel no llega a las veinte mil.

Criticó las formulas agraristas de tiempos de Pancho Villa de Chávez con ocupación de tierras que son esquilmadas y luego dejadas improductivas y sin indemnización tras años de trabajo, no creando la cultura del trabajo en el campo, que es muy rico, pues el venezolano prefiere ser portero de rancho a trabajar la tierra porque las políticas no son adecuadas. Y no hay proyecto alguno. Lo mismo pasa con la creación de unas fantasmales cooperativas que pronto serán cadáveres y producirán paro porque todo es improvisación, amiguismo y despelote.

Nos dijo que los partidos de oposición tiene que presentar a la sociedad “un discurso atractivo y creíble que pase por la lucha contra la pobreza porque el futuro, les guste o no, pasa por los pobres aunque el arreglo de la situación de penuria de estos no pase por atajos porque sin empresas solventes no hay creación de riqueza y si no hay riqueza esta no se puede repartir. Sin riqueza no hay empleo”. “Necesitamos cien mil empresas de calidad que produzcan empleo, que sean tractores de la economía y eso pasa por la productividad y esto no es apelar al neoliberalismo”.

Recordó como había sido uno de los jesuitas de la Teología de la Liberación, había votado en su día por el izquierdista José Vicente Rangel y comprobado como el sandinismo había sido un fracaso antes, durante y después de la revolución lo mismo que el castrismo. La gente se tiene que dar cuenta que el Muro cayó por algo y que hay que sacar ante los nuevos tiempos conclusiones que aborden eficazmente los problemas y los resuelvan sin falsas retóricas. Hay que actualizar y poner en hora el reloj. El socialismo vacío no sirve para nada. No hay que tener pereza intelectual ni repetir esquemas”.

Los Estados Unidos han cometido demasiados errores pero eso no es óbice para hacer un análisis adecuado de la realidad. Chávez ha elegido a Bush como su pim pam pum pero valora mucho la opinión que sobre él se tiene en Europa. Criticó benévolamente a los que se habían ido del país porque “la pelea es peleando” y empezaba a comprobar que podía hacer mella el principal problema de la juventud que era la apatía.

Nos dijo que no estuvo de acuerdo con el criterio de no ir a votar pero producido el hecho, sorprendente de la altísima abstención, veía una crisis total del sistema chavista engrasado solo por el petróleo y el suelo de pobreza y que había que revisar al CNE, lograr acuerdos mínimos, trabajar por la separación de poderes, y no ser ingenuos ante Chávez que se ha ido enamorando de su papel de líder del continente, en un mundo ayuno de lideres, teniendo en cuenta que, cada vez más, la gestión le fastidia y que su falso socialismo no aclara nada sino lo oscurece todo porque no tiene ni formación ni estrategia, ni sabe cuales son las cosas de principio, cuales las fundamentales y cuales no y que eso era lo inquietante de la situación. Corroboró como las colas ante los consulados crecen e invitó a estudiar más que las políticas reales de Chávez sus intenciones.

La delegación parlamentaria allí presente agradeció la claridad y valentía de sus afirmaciones dichas desde la autoridad de un hombre comprometido en la mejora de Venezuela. Fuera se oían gritos de una pequeña manifestación de alegría de los estudiantes.

Al finalizar le pedí al rector me acompañara a saludar a Maite Garitaonandia, con quien estuve en la directiva de Euzko Gaztedi y que desde la dirección de recursos humanos de la Universidad se ha convertido en una autoridad por su ponderación y buen hacer. Cuando me vió, al cabo de tantos años, casi le da un yeyo. Fue muy simpático.

LA RESACA

Fuimos al hotel y yo a la cama. Estaba hecho literalmente polvo. Desde allí pude seguir la resaca de comentarios electorales. El Chavismo bramaba ante los comunicados de la OEA, el más duro, y el de la UE. Frente a las fundadas y reales críticas que se les hicieron tras el nefasto y, legitimado sin fundamento, referéndum revocatorio de agosto de 2004 parecía como si alguien había querido sacarse alguna espina y había querido hablar claro lo que dio a la altísima abstención el coletazo de un ajustado análisis político que le puso a la oposición a millón y al chavismo al borde de un ataque de nervios. Chávez decía que tanto AD como Copei podían ser ilegalizados, Rangel que sería buena una mesa de diálogo, el ministro del interior que el 11,24 de los electores inscritos es un resultado legítimo. En eso me empezaron a llamar una serie de gentes de todo tipo. Uno de ellos, un asturiano, me relato sus encontronazos con el chavismo, la visita de Zapatero esperado fuera con una pancarta que ponía “Zapatero madura. Venezuela es una dictadura”, la biografía guerrillera del ministro de asuntos exteriores Rodríguez Araque, el chavismo del embajador, las declaraciones de la diputada Iris Valera que la víspera, en plena jornada electoral había amenazado, hecha una loca, de la siguiente manera: “Al funcionario público que no vote, lo botamos”, es decir, lo expulsamos. Y que a pesar de haber sido desmentida por su torpeza eso era lo que iba a pasar a partir del lunes. Si a esa señora le llaman Comandante Fosforito, imagínese como serán los demás. “Mire usted, si no pasa algo esto va hacia un régimen fracasado como el cubano porque además aquí tenemos miedo porque Chávez sabe que revolución sin sangre no es revolución”.

Destacó algo que todos habíamos comprobado en las distintas entrevistas y era lo bien que hablaban todos, la brillantez de la retórica y una clase política de primera en la facundia. Como no hay en ningún otro sitio.

Ese día, el lunes ni comí, ni salí de la habitación. Vi la tele. La delegación mientras tuvo una reunión con la viceministra para Europa y, por la noche, una reunión multitudinaria en la Hermandad Gallega de Caracas. Gallegos y Canarios son las colectividades más numerosas de Venezuela. Debió ser la reunión algo totalmente antichavista salvo la intervención del representante del BNG que se metió conmigo. Que le den morcilla. Fue el único.

Ese día, Begoña y yo declinamos asistir, por el dichoso virus, al Centro Vasco donde Izaskun Etxearte había convocado una reunión de encuentro. La víspera, tras el cierre de las votaciones había ido al Centre Catalá con Bofill y Jané. En este Centro, en l969, había pronunciado yo mi primer discurso político en un acto en homenaje a Luis Companys. Un apagón por la lluvia, había hecho que los socios hubieran abandonado el recinto este domingo 4 de diciembre.

EDUARDO FERNANDEZ DE COPEI

El martes 6 fue el día de salida de Venezuela y de culminar el ciclo de reuniones. La primera en la residencia del embajador fue con el MAS, partido que había participado en las elecciones y argumentó su por que. En esta reunión no estuve. Si en la última, en la del presidente de Copei, Eduardo Fernández, importante figura política a la que la ambición del fundador de Copei, Rafael Caldera que no dio paso a sus delfines sino que prefirió morir matando, frustró una brillante carrera que le hubiera dado a Venezuela gran estabilidad. Antiguo alumno de los jesuitas vascos, lector del libro del Lehendakari Aguirre , ”Entre la Libertad y la Revolución” su delito fue, llegado su momento, presentarse a las elecciones y obtener el mayor resultado electoral obtenido por Copei en su historia con tres millones de votos. Caldera tras el golpe de estado de Chávez en lugar de ir al Palacio de Miraflores, como hizo Fernández con Carlos Andrés Pérez que era el presidente constitucional legítimo, se fue al Congreso y pronunció un discurso donde dijo que Chávez había tenido razón. Rompió Copei, fundó Convergencia, se unió con todos los partidos marginales, el chiripero y ganó las elecciones sin hacer una buena presidencia ni atacar los problemas del país. Tras esto la rivalidad del otro delfín, Oswaldo Alvarez Paz, hizo que Copei volviera a perder y en las siguientes, amnistiado Chávez por Caldera, Copei apostó por la reina de belleza Irene Sáez, candidatura tan poco creíble que hizo que ganara Chávez. Y hasta hoy. Dicen que no existe ya Copei, sino tan solo los copeyanos. Y es una pena pues un partido de centro, y centro derecha identificable es imprescindible en el país.

A Fernández le conozco de Venezuela y de decenas de reuniones de la Internacional DC así como por haber visitado Euzkadi en dos oportunidades. Una para conocer el País Vasco y, la otra, en la última Semana Santa para asistir a la prédica de las Siete Palabras el Viernes Santo por cuenta de un sacerdote jesuita amigo.

En esta reunión si estuvo el embajador mientras el presidente de Copei desgranaba su argumentación que reconocía los múltiples errores de los partidos tradicionales. Creía que existía un espacio para la acción política siempre y cuando hubiera una propuesta alternativa de país y capaz de ilusionar y tratando de que no fueran solo los medios los que decidieran las cosas ante la debilidad programática de las organizaciones. Creía que había que hacer una campaña para el financiamiento público de los partidos, algo prohibido por el gobierno cuando en todo el mundo se tiende a esto para que los partidos no sean correas de transmisión de intereses inconfesables Consideraba un despropósito el juicio a los dirigentes de Súmate movido quizás por una pataleta de Chávez que en sus comienzos quiso ser recibido por Bush pero éste solo ha recibido de momento a María Corina Machado. Y de ese resentimiento social y económico que no lo tolera el teniente coronel, parten muchas de sus frustraciones.

Insistió sobre la corrupción galopante por la sencilla razón de que nunca había habido tanto dinero en circulación como ahora, aunque sin desarrollo económico sostenido y con una apuesta cultural dependiente de las dádivas del estado, sin pulso propio. Nos contó que él dirigía el Instituto de Formación Ifedec que se mantenía con apoyos privados hasta que uno de los apoyantes fue a solicitar un crédito y le dijeron que por que lo hacía cuando le sobraba el dinero para ayudar a Ifedec. “Si tiene dinero para regalar no vuelva por aquí”, le dijeron, con lo que tuvo que cortar el suministro, y así todo. “Lo que pretende el chavismo es ahogarnos económicamente y aplastar cualquier disidencia y como aquí el estado es omnipotente estamos muy mal”.

¿Pero crea riqueza?, le preguntamos.

No. Yo cuando visito zonas marginales les hago siempre la misma pregunta de si viven mejor que antes. Y siempre me contestan que están peor. ¿Y por que le votan?, les inquiero. ”Bueno porque antes estábamos jodidos solo nosotros y ahora lo estamos todos. También ustedes”.

En Venezuela, en el XIX existieron una partida de caudillos que costó mucho eliminar. Chávez ha resucitado el Caudillismo, pero no del XX, sino del XIX, con esta vocación autoritaria, sin respeto a la oposición, y resucitando el indigenismo, problema que no había sido enfocado como tal problema. Llegó a decir que ojalá las tres Carabelas se hubieran hundido en el Atlántico como si el apellido Chávez Frías fueran apellidos de los motilones, aunque él tenga una componente fenotípica indígena, pero no es cuestión racial, ni de marginalidad, por que su familia era una familia de clase media de maestros copeyanos, sino por un resentimiento social que se ha puesto como un traje.

Le preguntamos sobre la personalidad del teniente coronel y si le conocía personalmente. Nos dijo que es el típico venezolano vivo, de esos que hay muchos, locuaz, mesiánico, presidencialista, como todos los venezolanos, con una simpatía personal, cuando quiere, seductora y atractiva. Peligrosamente simpático e inteligente, que lee mucho y de vez en cuando saca a pasear sus lecturas de Los Miserables, porque asimila todo y lo hace suyo inmediatamente.

En las votaciones de 1988, en las que participaron siete millones y medio de venezolanos y se registró una abstención del 18%, él y Carlos Andrés Pérez, acumularon casi siete millones de sufragios. Casi veinte años después, aquellos partidos no se han presentado a las elecciones.

Nos dijo que un día le llamó el vicepresidente del gobierno, José Vicente Rangel, que éste si es un político ducho con quien estuvo hablando de la contradicción de todo lo que había defendido Rangel en el pasado y lo que estaba avalando ahora. Este le pidió si eso se lo diría a Chávez. Le dijo que si, y el teniente coronel le llamó para charlar con él. Le pidió le tuteara. “No puedo. No soy su amigo, y usted es mi presidente“, le dijo, pero eso no fue óbice para que éste le echara la mano por el hombro y le tratara como un viejo amigo. Le preguntó que haría él por Venezuela y Fernández le contestó que solo una cosa: “gobernar para todos los venezolanos”. Sobre los programas “Alo presidente” y las cosas que suelta, le debió decir a alguno tras un comentario de que se había pasado lo siguiente: ”¿quién le ha dicho que ese programa es para ustedes?” .Con lo que el susodicho debe saber que lo que dice, para una población formada es totalmente infumable.

Nos comentó que el presidente puede interrumpir cualquier programación en cualquier momento y soltar su perorata y que la manipulación mediática es total. Recordó que parte de todo esto comenzó el 18 de febrero de 1983. El Viernes Negro acabó, en buena medida, con el sueño de la gran Venezuela rica y fue una patada que les asestaron en la cabeza ocasionando una especie de desacato y pérdida de credibilidad en los partidos políticos y otras instituciones.

Recordó la corrupción, la revuelta del 27 de febrero de 1989, el Carachazo, los golpes de estado de de Chávez de 1992 y la frustración del seguido periodo de Rafael Caldera, sentaron la base de la crisis de los partidos. Hugo Chávez representa el paroxismo de este fenómeno anti-partidos.

Cree Fernández que el espacio que representa él tiene que tener mejor presencia política y ve que del vientre de Copei han surgido muchos de los que están hoy en activo. En eso llegó la diputada de IU y nos reventó la reunión.

El embajador se fue a una comida de embajadores de la UE y nos ofreció almorzar allí. Le dijimos que si y el personal de la residencia, en menos de una hora preparó un menú para nueve personas.

EL COMUNICADO FINAL

Enma Aparici nos había preparado eficazmente lo que ella decía, un mínimo común denominador, que incluso había consensuado con la diputada de IU, la más difícil de convencer ya que el comunicado envolvía una serie de críticas al sistema, mostraba preocupación por la polarización existente y por el hecho de que surgía un parlamento sin presencia de la oposición, mientras se mostraba la desconfianza de la población de forma mayoritaria contra el sistema automatizado de voto. Al final nos ofrecíamos a desempeñar un papel de facilitación y acercamiento entre Gobierno y oposición.

Propuse cambiar a pasiva una crítica a la oposición, que me fue aceptada, y tras las clásicas discusiones sobre palabras que luego nadie lee, aprobamos la papela pensando que todos la firmábamos. Pero no fue así. IU, consultó o con Madrid o con la gente que allí tienen, y le dijeron que retirara su visto bueno de tal manera que el comunicado tiene la firma del PSOE, PP, ERC, CIU, y PNV. Para que se vea la influencia de este partido en la política venezolana. Aquí se ponen de los nervios si se le pisa la cola a una mosca. En Venezuela se ponen el uniforme de la revolución y se convierten en comparsas de todas las tropelías. ¡Que miedo si este partido gobernara por estos lares¡ .¡Como dan el pego¡.

FINAL

Con una Caracas casi colapsada se decidió no ir a visitar unas de las Misiones cubanas que tienen en Caracas. En su lugar nos fuimos al Centro Comercial San Ignacio, un templo del consumismo más refinado donde compré el libro, que me dijeron era bastante objetivo,”Chávez sin Uniforme”. Y de allí al aeropuerto, que por cierto está remodelado, limpio y vistoso. Con otro retraso de seis horas y perdiendo las conexiones, llegamos a Madrid el miércoles siete a la una del mediodía.

ALGUNAS CONCLUSIONES .

1.- Hicieron bien los partidos opositores en no presentarse. Esta iniciativa podía haber salido mal y sin embargo el resultado oficial de solo un 25% de participación, en Caracas y Maracaibo no llegó al veinte, le deja a Chávez ante sus vergüenzas. No es el líder del país, los pobres no le han secundado, la gente está harta, y tiene como tenía antes un parlamento a la cubana, a la búlgara. Con un sistema viciado, la oposición, de haber participado hubiera sido una vez más triturada y la modificación constitucional se hubiera hecho de la misma manera. Ahora el rey, ante su pueblo y la comunidad internacional inteligente, está desnudo.

2.- La Observación Internacional fue correcta. Nos trataron bien y ofrecieron facilidades. No creo repitan la experiencia. Los tres comunicados son tres tiros salidos por la culata. En mi caso la Viceministra que me quiso expulsar dijo ante la reunión de Observadores que yo había dicho que había que matar al presidente. ¡Como se puede mentir de esa manera!. Ahí están las declaraciones pidiendo tan solo el voto secreto para que éste sea democrático.

3.- Es incomprensible que no existiendo un voto automatizado ni en Suecia, ni en Alemania, ni en Japón, ni en USA exista algo así en Venezuela. La idea no es mala, pero ¿era tan urgente hacerlo allí?. Por otra parte el hecho de que no haya manera de expresar el voto nulo, ¿no invita esto a la sospecha?.

4.- Definitivamente el voto no es secreto. La prueba de esto sin ir más lejos es la lista en la que me encuentro. La lista de Maisanta. Y si eso me ocurre a mi, ¿qué no le pasará a un indefenso ciudadano que depende de llevarse o no bien con el gobierno para poder subsistir?. ¿Es eso una democracia?.

5.- La Observación Internacional fue correcta y de alguna manera desenmascaró la chapuza del revocatorio de 2004 que tanto hemos denunciado. Y que es el origen de todos los males electorales actuales. La Observación española del 2004 y la de Carter y la de la OEA, fueron desautorizadas.

6.- Chávez, como nos dijo el P. Luis Ugalde es ante todo un militar que cree que Venezuela es un cuartel y él puede hacer lo que le dá la gana y sin control alguno. Vive en un país sin controles de ninguna clase. ”Soy un militar y no creo en los partidos político. Por no creer no creo ni en el mío”. Militar populista, maestro de la comunicación, con muchísimo dinero y sin ningún escrúpulo. Miente de la misma manera que dice la verdad.

Tiene además un fondo de 18.500 millones de dólares para su labor de ayuda a otros países, por ejemplo Bolivia, y México en sus campañas desestabilizadoras.

7.- El embajador Raúl Morodo está entregado al chavismo. No dudo que haya logrado contratos y a veces protegido bienes de los ciudadanos del estado español, pero, ¿a qué precio?. ¿Tiene esto algo que ver con lo que dijo Zapatero de que su política internacional iba a ser la defensa de los derechos humanos y no de los intereses?.

Estuvimos allí, para él, de prestado. No nos recibió ni despidió ni acompañó a ninguna reunión fuera de la embajada, siendo obligación de hacerlo pues era una Delegación parlamentaria oficial de alto nivel. Le importó un pito. Nos dió lo mínimo. No así su personal que es profesional y consciente del problema que vive el país y ve estupefacto lo que hace su embajador.

Al despedirse de mí me dijo: “Iñaki, critícame porque así me refuerzas”. Quizás en la transición hizo un buen papel. En Venezuela, nefasto. Aquel país requiere un político de primera o un diplomático de lujo. No este señor que un día vende lanchones y aviones y al otro compadrea y avala a un populista de opereta. Si él hubiera actuado así durante el franquismo, lo lógico hubiera sido que en su curriculum figurara haber sido procurador en las Cortes franquistas. El criterio es el mismo.

El corresponsal de la agencia Efe , ídem de lienzo.

8.- Es inquietante la presencia de IU en el palacio de Miraflores y ministerio de la presidencia. Son muy libres de hacerlo pero hay un elenco de gentes que ya trabajan en la reforma de la constitución venezolana, y preparan los discursos de Chávez. Algo increíble, porque lo que no toleran en España lo avalan en Venezuela.

9.- ¿Por qué allí si y aquí no?.

A todos los falsos izquierdosos que ven a Chávez como a un limpio luchador contra el imperialismo yanki, como si la cosa fuera así, y que bendicen todo lo que hace, les preguntaría. ¿Tu aquí tolerarías que el voto no fuera secreto, que a los partidos no les dieran el censo, que no se abrieran el cien por cien de las cajas, que no existiera el voto en blanco, que los partido no estuvieran financiados, que no tuvieran acceso a los medios públicos, que el sistema ahogara a las minorías y que con el 33% de los votos se obtuviera el 70% de la representación con lo que IU desaparecería y que una diputada oficialista el día de las votaciones rodeada de militares por todas partes dijera que” al que no vota ,lo botamos”. Añadiría si les gustaría que les gobernara un militar golpista que cree que Venezuela es su feudo y que el presupuesto no tuviera control alguno mientras el presidente dilapida el erario en operaciones internacionales mientras todos los domingos hay que aguantarle cuatro horas de monsergas. Si me dijeran que no pero que Europa es Europa y Venezuela un país sudamericano del tercer mundo les llamaría racistas y xenófobos. ¿Por qué para un país vivo y educado, competitivo y que es consciente de que hay que luchar contra la pobreza hay que aplicarle la receta Chávez y aquí no?.

La cosa es absolutamente incomprensible.

10.- Se requiere un esfuerzo de explicación, de análisis, de seguimiento, de encuentros, de aprovechar todos los resquicios, de no reír la menor gracia al teniente coronel, de pensar que la cosa va a más y no a menos y que no hay que legitimar gratuitamente a gentes sin escrúpulos, mientras hay que tener claro, como dijo el P. Ugalde que hay que presentar una alternativa seria que se base en la lucha contra la pobreza y en favor total de los pobres. Y aguantar con inteligencia, para vencer.



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder