placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

El multimillonario esfuerzo de Hugo Chávez para apropiarse de Ecuador

Por Pedro Camargo

Agosto 22, 2005 / Después de semanas de planear, los brazos políticos activistas del venezolano Hugo Chávez, bajo el disfraz del Partido Revolucionario Bolivariano, pusieron en escena un enormemente destructivo cierre de la producción petrolera en dos provincias. Este no fue un evento de quemado de llantas tan a menudo llevado a cabo por manifestantes en América Latina.

Esta llamada protesta fue realmente un asalto criminal orquestado tanto contra activos propiedad privada como gubernamental, en la región de producción petrolera más importante de Ecuador.  Esta no fue una protesta basada en ideologías por derechos humanos o indígenas: fue planeada políticamente a través de numerosos grupos, tales como el partido ecuatoriano Movimiento Popular Democrático (MPD) para causar daño severo, y es parte de una planeada destrucción de propiedad, para exprimir a Ecuador, sin duda, al detener su producción petrolera, y hacerlo caer en los brazos de su seductor, el venezolano Hugo Chávez. Esto es por supuesto extorsión política categórica, a través de la destrucción de la producción petrolera, para forzar financieramente a Ecuador en un acuerdo geopolítico vinculante con Chávez.

El gobierno de Ecuador debe exigir una investigación inmediata sobre toda la situación que involucra sus propios derechos de propiedad mineral y cualquier “trato” financiero respaldado por el gobierno. Esto incluye cualquier relación con Chávez, incluyendo la de los llamados médicos en ‘préstamo’ (con a penas un año de capacitación); o el trato de los llamados bonos ecuatorianos respaldados con petróleo (para pagar la fianza de especuladores privados cuya tenencia de bonos colapsó ante el fallido retorno de Gutiérrez); más el refinamiento y compras de petróleo ofrecido por Chávez (actualmente respaldado por un cambiante, siempre misterioso, opaco trato verbal). Cada uno debe ser examinado con total transparencia bajo la legislación ecuatoriana.

Ecuador debe también demandar total revelación de la identidad de los agitadores pagados para criminalizar las áreas de producción petrolera: ¿quién les pagó para estar en las provincias, requisando casi una décima parte del territorio soberano ecuatoriano? A esto se debe añadir la demanda de pago por restitución al pueblo ecuatoriano por los daños a la propiedad causados por estos ‘manifestantes’. Nadie, ni siquiera bajo pretexto de protestas serias, puede dar cuenta de pérdidas de millones de dólares y asumir que la desventurada ciudadanía de Ecuador alegremente pagará la cuenta, dejando recursos escasos para educación, infraestructura de transporte y cuidado de la salud.

En otras palabras, los criminales que causaron los millones de dólares de pérdida deben pagar al pueblo de Ecuador y no dejar que los contribuyentes tributarios cubran las pérdidas que nunca debieron haber ocurrido. Sugerimos: enviar la factura por los daños e ingresos perdidos al creador de los ataques planeados: Hugo Chávez. Medios norteamericanos reportan que Ecuador negociará con estos manifestantes criminales. Con corruptos elementos pro-Gutiérrez de la milicia ecuatoriana asistiendo esta desestabilizadora auto da fe la semana pasada, se esperaría que los militares por lo menos frenen su aversión a someterse a la Ley. Sugerimos que todos los que participaron en el asalto armado a dos provincias la semana pasada, completado con bombazos, saqueos, ataques a oleoductos y destrucción de pozos petroleros, estarían más felices residiendo en Cuba y deberían ser deportados.

Como tratando de evitar cualquier responsabilidad por la cuantiosa destrucción criminal de activos ecuatorianos, Chávez anunció el 21 de agosto de 2005 que él proveería del petróleo necesario en reemplazo, ostensiblemente del petróleo perdido (a causa de sus matones) la semana pasada por Ecuador.  Ni una palabra todavía respecto a quién proporcionó la dinamita, morteros y balas que aterrorizaron a una significativa porción de Ecuador… o por qué se permitió que los ataques escalaran por tanto tiempo.

Indudablemente Chávez ha puesto en la mira el añadir una nueva nación, léase Ecuador, a su régimen neo-comunista Bolivariano. Chávez ha declarado esto en numerosas ocasiones, así como calladamente ha fondeado numerosos grupos activistas políticos en los Andes para apoyar sus planes de apropiarse de la zona. Aunque el régimen desinformativo de Chávez rutinariamente lo niega, se cree que Chávez ha ayudado a fondear grupos sindicales y políticos en naciones Latinoamericanas,  y ha instalado operativos del gobierno venezolano, dentro de oficinas del otro gobierno como “asesores”.

Como ahora es bien conocido, el predecesor al presidente Palacio, Lucio Gutiérrez, se había involucrado con asesores de Chávez -el nombre Gustavo Bastardo viene a la mente-  a través de su administración, y planeó, con complicidad total de Chávez, el compartir el poder de su propio gobierno con un presidente destituido, Abdalah Bucaram. Aunque Bucaram vive como un pasha en Panamá sin ningún ingreso legítimo conocido, Gutiérrez organizó la destitución de los más altos tribunales de justicia ecuatorianos para finales de 2004, y la instalación de una corte títere que fue aptamente apodada de “la corte de facto”, cuyo único propósito parece era perdonar a los compinches de Gutiérrez, amenazando a los actores que no estaban de acuerdo, y regresando a Bucaram, quien se aprestó a anunciar que se había vuelto “chavista”.  De hecho, Gutiérrez y su grupo íntimo ya se habían vuelto “chavistas” y habían comenzado a instalar el plan de empacar  a las cortes de Chávez, políticamente y financieramente en colusión con Chávez, a través de Petroecuador así como militarmente, para asegurar la total lealtad a Chávez, e iniciando el apoyo para Petrosur, Telesur y colusión financiera adicional.

Hoy en día Gutiérrez está en la frontera con Ecuador. Sin altos tribunales, es decir sin justicia constitucional y en democracia populachera, los compinches militares de Lucio Gutiérrez y sus operativos políticos pagados por Chávez están bien posicionados para asistir a quien esté en el poder y elevar sus intereses “especiales”. Gutiérrez ha fabricado un falso expediente frente a un juez receptivo a coimas que pronto posiblemente reclamaría que la destitución de Gutiérrez por el Congreso de Ecuador sea eliminada. Con la Invalidación la destitución del 20 de abril de 2005 por el Congreso, pronto se verá a Gutiérrez en un regreso triunfante al Palacio de Gobierno. Destruyendo el sistema judicial ecuatoriano, Gutiérrez casi aseguró el éxito de su última estrategia.

De cualquier manera –a través de la timidez ecuatoriana de denunciar los trucos sucios de Chávez sobre el cierre de la industria petrolera el 15 de agosto de 2005, que ha costado más de medio billón de dólares, o a través del retorno de Gutiérrez, la agenda de Chávez gana. Por su parte, Hugo Chávez ha contratado cabilderos muy bien pagados, especialistas en propaganda, especialistas en desinformación y gerentes de medios en numerosos países para construir su dominio. El domino de Chávez, como lo declara frecuentemente, es un régimen militar neo comunista, que busca la unión de todas las naciones Andinas.

Hugo Chávez ha removido cualquier semblanza de democracia en su propio país al desmontar los altos tribunales de Venezuela, comandando el proceso electoral, controlando su congreso de títeres, y montando cortes canguro, las cuales no exhiben ninguna justicia.

Los ingredientes esenciales de una democracia funcional: libertad de expresión, estado de derecho, gobierno independiente por el pueblo/para el pueblo y cortes legítimas han sido destruidos por Chávez por muchos años. Chávez rompió la carta democrática de la OEA hace años. Gutiérrez de Ecuador siguió el mismo patrón. Añada a esto la insistencia de Chávez de romper los tratos de Venezuela con los Estados Unidos y las Naciones Unidas y OEA, en actividades anti drogas, mezclado con el apoyo declarado a grupos narcoterroristas: las FARC, y su confianza en embarques de droga para aumentar sus propios favorecedores presupuestos militares, y uno ve una nación que ha fallado en todo menos en criminalidad.

Venezuela hoy en día es una nación fracasada, ostensiblemente basada en actividades criminales, para la mayor gloria del neo-comunismo. Bajo el plan Chávez, Ecuador podría sumarse, sin soberanía, a este bloque neo-comunista.

Chávez necesita un triunfo para demostrar sus éxitos, los cuales a la fecha son inexistentes. Quiere carne fresca, por así llamarlo. Quiere un triunfo político y financiero. Ecuador, sin saberlo, le proporcionaría ambos. Con vastos campos gasíferos sin explotar, y campos petroleros increíblemente mal manejados, Ecuador presenta una tierra madura para el abuso y apropiamiento.

Chávez, habiendo drenado los recursos venezolanos hasta el punto del colapso, por sus despilfarros financieros constantes hacia el siempre codicioso circulo íntimo de la Cuba de Castro (la cual por supuesto no ayuda a nadie en Cuba, a excepción del corrupto círculo íntimo Castro-Chávez, quienes están alegremente ganando dinero a través de ventas escenificadas de los regalos petroleros de Chávez a Cuba, mientras los cubanos sufren en la oscuridad sin electricidad).

Chávez ha enfocado su interés en retomar el Canal de Panamá ,así como en exprimir a Colombia a la sumisión de sus planes de tomar posesión, rodeando Colombia y aislando a Uribe con actores de estado pro-FARC anti-Plan Colombia.

Mientras Chávez y Castro otorgan a sus compinches corruptos la exclusiva del transporte, refinamiento del petróleo, precio del petróleo manipulado y trampas electorales (para asegurar el continuo control de precios), sus secuaces están ocupados haciendo tratos petroleros ocultos. No queda estructura legal en la empresa petrolera estatal venezolana PDVSA, la cual ha sido mutada en un defectuoso vendedor de petróleo y fijador de precios de petróleo bajo la mesa para especuladores y operadores de hedge funds (fondos encubiertos).

Un breve vistazo a los medios regionales indica una presentación vigorosa, basado en hechos, contra Chávez, tanto por cubano americanos como por venezolanos. Los ex ejecutivos de PDVSA abiertamente aconsejan a Ecuador y otras naciones evitar enredos con la ahora corrupta PDVSA. Asociaciones de Médicos en Brasil y Paraguay abiertamente rechazaron los llamados doctores de Cuba, fondeados por Chávez, por su pobre capacitación. Numerosas asociaciones de médicos han pedido que las naciones Latinoamericanas eviten enredos con Chávez y Castro por lo que ellos llaman un cuerpo de paz o medicina comunista.

Wall Street misma ha rechazado el trato de bonos ecuatorianos, reportado como una urgente prioridad nacional, como una pesadilla especulativa, y ha rechazado los tratos de bono de deuda de la era Gutiérrez. Los medios venezolanos hacen presentaciones fuertes diariamente para elogiar el deterioro de su propio país, contra todas las predicciones. Por supuesto, no existe prensa libre en la Cuba castrista – solamente propaganda mediática controlada por el estado.

Los medios en las Américas  ya exhiben una tendencia natural de retratar a la extrema izquierda como santos salvadores de los pobres, y escasamente cubren la región a través de un análisis real y basado en los hechos. Esta ceguera parcial de las noticias contribuye a un influjo miserable de especialistas en desinformación al estilo de la antigua KGB, actualmente trabajando con empeño en la maquinaria  propagandística de Chávez.

Nada del gobierno de Chávez es confiable o basado en los hechos. En efecto, no es un gobierno, para nada, sino un mecanismo de fondear al régimen de Castro, encubierto por propaganda. Como la instalación de las máquinas de voto electrónico de Smartmatic en Venezuela, que según se dice arrojan resultados de efecto espejo en el conteo de votos, las máquinas de Chávez lanzan proclamaciones diarias que son exactamente lo opuesto a los hechos en un mundo sociopático paralelo de espejos falsos. Exactamente con las cortes de Chávez: cortes títere, su gobierno es un gobierno títere, rindiendo cuentas a puerta cerrada al régimen de Castro. Esto no es una democracia. Esto no es legítimo. Y esto no es un gobierno con quien alguien debería hacer negocios. Ciertamente no Ecuador.

El Presidente Palacio no tiene la fuerza para mantener la unidad de su nación mientras combate la el astuto juego del equipo Chávez-Castro. A menudo llamado una influencia política desestabilizadora en la región, el equipo Chávez-Castro está realmente mucho más insidioso que lo dicho anteriormente. Este dúo, a través de una vasta red de informantes (frecuentemente llamados ‘entrenadores deportivos’ o ‘médicos’) y espías diplomáticos, ha formado equipo con actores ideológicamente sensibles dentro del país, y se ha infiltrado por muchos años en los más altos niveles de todas las naciones Latinoamericanas, excepto Chile y Colombia.

Estos esfuerzos de equipo son minuciosos, rápidos, insidiosos e insistentes. No se detendrán en nada menos que una conversión total al neo-comunismo bolivariano de Castro-Chávez bajo control militar. Bajo su maravillosa visión, todas las repúblicas dejan de existir. El Patriotismo está sumido bajo un abuso revisionista y completamente falso del histórico Simón Bolívar y su amante Manuela Sáenz. En esto, y todo lo demás relacionado a Chávez y Castro, no hay atención a los hechos reales, no hay integridad en el gobierno, no hay transparencia, no hay legitimidad, no hay libertad de prensa, ni justicia, ni libre comercio, ni libertad personal ni democracia.  Toda vida privada y estatal está sumida bajo un constante canal suministrador  en beneficio de codiciosos actores del círculo íntimo al estilo caudillista.

Para que nadie dude de esta evaluación, empiece por cuestionar el que Chávez se rehusó a reportar, como requiere la ley, las actividades de PDVSA a través de CITGO, al U.S. Security Commission. Este crimen expone el miedo de Chávez de que se encuentren los hechos. Un reporte real expondría una serie de escándalos mucho peores que Enron. CITGO y PDVSA se han convertido en especuladores petroleros que han hecho subir los precios del petróleo, y, algunos dicen, motivados por persuasiones anti-americanistas para hacer daño a los Estados Unidos financieramente. Su sinnúmero de especuladores globales y actores dentro de la red de CITGO y PDVSA es tan corrupta que ni Chávez sabe qué hacer para limpiarla. Entonces Venezuela ha dejado de existir como nación-estado, y es hoy en día controlada por la alianza de ingresos mermados con Castro, y su dependencia dominante en especuladores repugnantes para acolchonar su producto nacional. Ninguno de los fines sirve ni al público venezolano ni al fomento de la democracia legítima. Cualquier relación entre Ecuador y la falsa realidad que ahora es Venezuela solamente puede ser fraudulenta.

camargo_pedro@yahoo.com.br



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder