placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

El peligroso imperialismo venezolano

Por Jose Brechner | Los Tiempos | Bolivia

04.08.05 | De los cinco países liberados por Simón Bolívar; -Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela-; uno más está cerca de caer bajo el dominio comunistoide de Hugo Chávez, y se trata de Bolivia.

Las elecciones generales de diciembre próximo son decisivas para el napoleón caribeño. El enorme superávit de Venezuela resultado de los elevados precios del petróleo, favorece sus deseos bolivarianos de dominar el continente para lo cual está invirtiendo fuertes sumas en su causa imperialista.

El monto aproximado para participar en las elecciones bolivianas, cubriendo todo el territorio nacional, fluctúa entre doce y quince millones de dólares. Cifra grande para cualquier candidato, menos para el protegido de Chávez, el campesino cocalero Evo Morales, que puede aprovechar de la "generosidad" de su padrino para comprar votos y conciencias, hasta de algunos de los considerados íntegros y prudentes dirigentes cívicos y políticos, si es que todavía queda alguno con esas atributos. Evo se puede dar el lujo de duplicar o triplicar la cantidad necesaria para participar en la contienda. Con esa enorme dosis de dinero puede hacer titubear hasta a algunos jefes de las instituciones del oriente boliviano supuestamente adversos a su ideología. Como dijo el verdadero Napoleón: "Los hombres son más fácilmente gobernables por sus vicios que por sus virtudes".

En las últimas elecciones nacionales, el año 2002, Evo Morales (Movimiento Al Socialismo), obtuvo 20% del voto ciudadano, lo que lo ubicó en el segundo lugar de preferencia. Gran parte de ese logro, --que el mismo Morales admite y proclama--, se debió a los desatinados comentarios y declaraciones del entonces embajador norteamericano en Bolivia, Manuel Rocha.

Siendo por primera vez embajador, demostró su inexperiencia en el comportamiento diplomático, inmiscuyéndose más de lo debido en la política interior del país, aconsejando públicamente, no apoyar al productor de coca. La reacción no se dejó esperar: hasta gente que no simpatizaba con Morales, votó por él.

Después de esa experiencia, la Embajada de Estados Unidos será prudente ante los nuevos acontecimientos electorales y no querrá involucrarse abiertamente, pero de igual manera debería hacerlo la Embajada de Venezuela y la de Cuba, aunque esa no es la realidad. Los venezolanos están por todas partes, como nunca se vio en esta tierra. Se podría decir que eran contados con los dedos de las manos los que venían por Bolivia. Hoy son montones y ni qué decir de los cubanos que llegan sin tener que esquivar tiburones para salir de la isla; lo que significa que son enviados revolucionarios.

Es primera vez que los dictadores comunistas cuentan con fondos para hacer lo que deseen en Latinoamérica, aprovechando de la fragilidad inherente a la democracia misma, que permite la existencia de partidos que pueden suprimir la libertad y destruir los propios principios que la sustentan.

Si Evo Morales llegara al poder, Chávez inyectaría cientos o miles de millones de dólares en la economía boliviana para darle una aparente sensación de bienestar, lo que teóricamente consolidaría al gobierno de su apoderado que ganaría adeptos cargados de ingenuidad o ignorancia.

Hay que considerar sin embargo que Evo no es Chávez. No tiene su viveza, su preparación, su habilidad política, ni verborrea; y un presidente sin luces ni capacidad, dependería plenamente de las órdenes de su jefe y no podría perdurar en el poder. La única forma de dominar la situación sería que Chávez mismo decida conducir Bolivia, imponiendo un duro régimen represivo al peor estilo castrista, cosa que ningún boliviano va a permitir, pero en el fondo ese es el objetivo del coronel golpista que ha repetido ese mensaje desde el primer día que asumió la presidencia. El hombre se cree Bolívar quiere agrandarse, reinar sobre Sudamérica y crear un frente político-económico-militar contra los Estados Unidos.

No existe nada tan peligroso como un sujeto trastornado con dinero, poder y delirios de grandeza, así estuviese internado y bajo supervisión en un hospital psiquiátrico. Osama Bin Laden es uno de esos y además considera que tiene un mandato divino. Chávez no está lejos de él. Ambos megalómanos, se consideran reencarnación de alguien superior y portavoces del mensaje certero. Uno se cree el profeta Mahoma y el otro el Libertador, los dos son material de estudio y la historia los pondrá en el lugar que les corresponde, junto a los Hitler y Stalin.

En estas próximas elecciones bolivianas, se está jugando parte importante del futuro de Sudamérica. Un país comunista en las entrañas del continente, con cinco fronteras extensas y difíciles de proteger, se convertiría en el gran desestabilizador de la región. Un gobierno populista-indigenista, enemigo de Norteamérica, manejado por iletrados campesinos productores de coca; empezaría exportando droga y continuaría con la introducción de armas, guerrilla y terrorismo a todos los vecinos para expandir la revolución chavista. Que después terminen siendo bombardeados y la nación se desintegre, sería el corolario inevitable y fatal.

Es tiempo de que la OEA, analice e intervenga en los acontecimientos que se están dando en Bolivia. ¿Se puede permitir que gobiernos extranjeros financien a candidatos de otros países? Si es así, Estados Unidos, Brasil, Colombia, Chile y cualquier otro también tiene derecho a apostar sus fichas en esta ruleta, pero seguramente sus leyes no se lo permiten. Bolivia por sí sola, sin apoyo externo, no tiene posibilidades de hacer frente al embate económico de Chávez. Si los países del cono sur no se unen a tiempo contra el ambicioso imperialismo venezolano y actúan al unísono, sus economías van a tambalear, porque el poco dinero que tienen lo van a tener que invertir en sus ejércitos.



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder