placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

Algunas reflexiones sobre el caso de Linda Loaiza

Por Aleksander Boyd

Londres 24 de Octubre de 2004 – (Va sin acentos) Me tildaran de loco pero encuentro similitudes sorprendentes entre el caso de Linda Loaiza y nuestra democracia. Puede ser que el exceso de malas noticias me este volviendo paranoico, no obstante tratare de explicar los motivos que me llevan a hacer tan descabellada comparacion. Linda llego a Caracas llena de planes para el futuro con esas ganas de vivir y de superarse tipicas de todos aquellos que alguna vez abandonamos la seguridad de nuestros hogares en el interior para aventurarnos en la gran ciudad. Una vez alli comienza uno el proceso de ensayo y error: puedo ir para tal lado pero no para tal otro; me conviene juntarme con fulano pero no con perencejo; el trabajo que me ofrecieron no se ve tan promisirio como el que tengo; en fin todo un conjunto de experiencias que hacen nuestras vidas interesantes.

No obstante en nuestro transitar encontramos algunas veces cosas que nos marcan, algunas mas profundamente que otras. Asi pues el camino de Linda se topo por desgracia con aquel del monstruo que habria de truncarle la vida golpeandola, violandola y mutilandola. Es para mi imposible pretender instalarme en la mente de Linda y descubrir que piensa de la vida, del supremo, del destino... Lo que si puedo es, a partir de mis experiencias propias, tratar de elucubrar sobre esos aspectos. Imagino que soy hermano de Linda ya que no tengo edad para ser su padre. Imagino el dolor profundo casi mortal que me produciria el enterarme que alguien amado pueda sufrir semejantes torturas. Maldiria a todas las criaturas del planeta si tal cosa sucediese y honestamente creo que perderia el raciocinio.

Por experiencias vividas se que el sistema de justicia venezolano no sirve, nunca ha servido. Por ello creo que ante tan abominable dolor tomaria la justicia en mis manos y emprenderia una caceria humana. De seguro familiares y allegados me aconsejarian quizas exitosamente desistir de tal empresa y poner el caso en manos del sistema judicial. Tres años pasarian y mi pena y dolor viendo a mi hermana en tal estado solo acrecentarian mi sed de venganza. Ella, con nobleza y dignidad indoblegables, me diria “tranquilo se hara justicia”. Su espiritu ferreo, endurecido por las vicisitudes de la vida, serviria de soporte en momentos en los cuales todo parecia perdido. Vendria la huelga de hambre y las promesas del ‘juez’.

Luego de todo el via crucis me enteraria de la sentencia absolutoria, que vendria nada menos que de otra mujer. En nuestra sociedad matriarcal pareciera ser que el diablo es tambien una mujer. Eso hubiera sido para mi motivo suficiente como para avocarme con total conviccion al exterminio de los culpables sin mas excusas y sin demora. Veo desde la distancia como la sociedad reacciona con estupor ante los hechos, pero para mi asombro nada sucede. No parece haber hermanos sedientos de sangre del criminal y pienso “pobre Linda, ¿quien te defendera ahora? ¿Quien honrara tu dignidad y curara tu sufrimiento?

Linda esta alli vejada, humillada y violada nuevamente, ahora por la justicia. Y he alli el simil con nuestra democracia que como Linda ha sido sistematicamente violada, maltratada y sodomizada por un monstruo que, como el de Los Palos Grandes, esta mas alla de todo alcance y continua campante. En este caso tambien los hermanos que deberian darle un merecido al sicopata brillan por su ausencia...



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder