placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

Razones para oponerse a la dizque victoria de Hugo Chavez

Por Aleksander Boyd

Londres 09.09.04 - Seguidamente algunos extractos del informe presentado por Tulio Alvarez. En vista de lo descrito nadie en su sano juicio puede avalar o respetar los resultados del referendo revocatorio. Las dudas solamente seran despejadas toda vez que se nos permita revisar a placer las urnas y contrastar los resultados alli contenidos con las actas producidas por las maquinas de votacion. Los resaltados fueron agregados por mi. Pienso que los pasos logicos a seguir son forzar la renuncia de la directiva del CNE, nombrando seguidamente otra por consenso y lograr la imposicion de un sistema de votacion manual. Eso o acogerse al Art. 350 y declararse en desobediencia civil hasta que saquemos al hampon de Miraflores. Parafraseando a Henrique Capriles "la pelea es peleando" y los coñazos dando...

108. La Coordinadora Democrática de la oposición, ante lo inevitable del proceso automatizado y la negativa del Poder Electoral al conteo manual de las papeletas de votación emitidas por las máquinas, aceptó como razonable, conjuntamente con la observación internacional, la realización de una “auditoria en caliente” sobre cajas o urnas aleatoriamente seleccionadas al cierre del acto electoral del 15 de agosto.

109. El Rector progubernamental Jorge Rodríguez impuso la previa selección de los Estados y de los Municipios en lo que tendrían lugar las selecciones aleatorias de máquinas y de cajas electorales y las auditorias correspondientes. De las ciento noventa y nueve (199) máquinas elegidas mediante la aplicación de un Programa fuente elaborado, unilateralmente, por los equipos del propio Rector oficialista citado, sólo se le facilitó y permitió a la oposición, a última hora y superando obstáculos de acreditación impuestos por el mismo Poder Electoral y la Fuerza Armada, estar presente en veintisiete (27) auditorias, representativas de las jurisdicciones electorales con mayor población en el país. Los resultados de esa revisión, perturbada y finalmente abortada por el Poder Electoral sin que mediase reacción alguna por parte de los observadores internacionales del Centro Carter, produjeron un resultado favorable a la oposición con un sesenta y dos por ciento (63%) de los votos emitidos. (Informe de Auditoria)

110. Constituye un elemento a resaltar que el Sr. Jimmy Carter y el grueso de su equipo de observación arribaron al país en vísperas del referéndum y fueron autorizados para observar cuando el andamiaje electoral estaba montado. Se constituyeron en testigos de un simulacro de funcionamiento de una muestra de las máquinas que nunca pudieron auditar ni estaban bajo su custodia, como también le ocurrió a la oposición.

111. La noche del 15 de agosto la oposición apeló a los buenos oficios del Secretario General de la OEA para que se le permitiese su ingreso a la Sala de Totalización y al centro vital de operaciones informáticas del Consejo Nacional Electoral. No fue ello posible. Ni la OEA, mucho menos al Centro Carter, se les permitió ingresar a tales espacios, y fueron llamados a “observar” los resultados de la totalización una vez que fueron bajados desde los servidores por el Rector Jorge Rodríguez y los técnicos a su servicio.

112. Con base a la cuenta de las actas electrónicas, no así de las papeletas depositadas en la caja o urna dispuesta al efecto expedidas por cada máquina automatizada, el Centro Carter declaró en forma inmediata la victoria de Hugo Chávez Frías otorgando su confianza a la invulnerabilidad de la automatización del proceso en Venezuela, en una forma inversamente proporcional a su confianza en el proceso automatizado en el Estado de la Florida en los Estados Unidos, oportunidad en la que reclamó se contasen, uno a uno, los votos sufragados a fin de salvar de su derrota al entonces Vicepresidente demócrata Al Gore.

113. A pesar de la gestión que realizó la representación de la oposición, en horas del mediodía del mediodía 17 de agosto, ante el mismo Carter acompañado de Jennifer McCoy, y el Secretario de la OEA, mediante la cual se le solicitaba su mediación para la realización de una auditoria integral, en la que se incluyesen los elementos electrónicos y de comunicaciones dispuestos para la jornada comicial, insistió en que ya había “pactado” con el rector Jorge Rodríguez sobre los términos de la auditoria que se realizaría horas más tarde y que sería suficiente una selección “aleatoria” de las cajas contentivas de las papeletas de votación y su contraste con el acta emanada por cada máquina electoral. Lo demás perturbaba, a su juicio. En una última gestión para convencer a la oposición de avenirse a los resultados dictados por el Poder Electoral, el Centro Carter aseguró que estaría bajo su control el programa fuente para la selección aleatoria de las cajas que estaban en poder de los militares venezolanos.

114. Es en este último punto en que la “observación” ejecutada por el Centro Carter se revela insuficiente, superficial y hasta irresponsable. El programa de selección aleatoria dispuesto por el mismo Centro, un programa excel sencillo para escoger las urnas o cajas que serían auditadas, no fue utilizado con el alegato de que falló por razones técnicas. En su defecto se utilizó el programa del Rector progubernamental Jorge Rodríguez, el mismo objetado por la Oposición y utilizado para la frustrada auditoria en caliente del 15 de agosto. Esto consta en el informe conjunto suscrito por el Centro Carter y la OEA, así como también que “la muestra fue generada por personal del CNE”. Según ese mismo informe, los miembros del equipo de observación del Centro Carter “durmieron” al lado de las cajas electorales para evitar que las cajas seleccionadas fueran violentadas, con posterioridad a una custodia “unilateral” desde el 16 al 19 de agosto por parte de los hombres de la milicia, ya que todos los elementos de un proceso eminentemente cívico fueron controlados, en todas sus etapas, por los militares.

115. Inclusive, dejan constancia de que, en los casos de los Estados Lara y Bolívar, fue necesario esperar largas horas para que las cajas llegasen a manos de los observadores. Y las de Caracas no estaban, como se creía, en Fuerte Tiuna. Se encontraban distribuidas en varias guarniciones militares. Recibidas las cajas y dispuestas para su apertura no ocurrió lo elemental. Cada una de ellas tenía un precinto de seguridad, con las firmas de los miembros de la mesa electoral respectiva, quienes a su vez firmaron las actas electrónicas. En momento alguno se tuvo el cuidado de confrontar las firmas del caso, para advertir sus coincidencias.

116. Más allá de cualquier mención sobre la tozudez por insistir en su premura inicial, cuando en los primeros momentos fueron detectados topes o identidades numéricas en los resultados de máquinas electorales de un mismo centro electoral, con números de electores variables, el Centro Carter, apoyándose en el profesor Jonathan Taylor de la Universidad de Stanford, indicó “que la posibilidad estimada de que dos o tres máquinas tengan exactamente los mismos resultados se compadece efectivamente con los resultados reales”. Pero lo cierto es que las identidades numéricas se dieron en cientos de actas electrónicamente expedidas. Lo importante es que Taylor, al poco tiempo, hizo pública una declaración dando cuenta de errores contenidos en su juicio inicial en virtud de las informaciones limitadas facilitadas por el mismo Centro Carter.

Participe en un foro sobre este y otros temas de interes



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder