placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

¿Y si perdimos?

Por Alfredo Tinoco

Cada vez que se participa en una contienda electoral se acepta que existen dos posibles resultados...ganar o perder y hay que estar preparado para aceptar el resultado final y tener un plan para el camino que habrá que transitar bajo cada uno de estos dos escenarios. Con o sin trampa, con o sin ventajismo

¿Y si hubo trampa qué hacemos?

Las encuestas previas, los exit polls y las posteriores denuncias de fraude y/o irregularidades detectadas en el proceso son razones más que suficientes para poner en duda los resultados del RR. En vista de lo anterior nosotros debemos:

1) Verificar la totalización de las actas (ya lo hizo SUMATE , la OEA y el Centro Carter)

2) Inspeccionar las actas para verificar que las mismas no han sido adulteradas y/o que presentan algun patrón que estadisticamente podamos demostrar que es indicativo de un fraude, para esto hay que definir claramente el patron encontrado, demostrar que el número de actas que presenta este patron es estadisticamente significativo y presentar la denuncia formalmente (El aval de Universidades, Colegios profesionales y Organizaciones especializadas sería de mucho valor en este paso)

3) Verificar que el contenido del acta concuerda con el contenido de la urna y el cuaderno de votación, además de verificar que la urna no ha sido adulterada/manipulada.

4) Finalmente, convocar a los electores correspondientes a alguna de las actas que hallamos detectado que pudieron haber sido violadas, verificar persona a persona la votación y presentar una denuncia formal en el caso de que su voluntad expresada mediante el voto halla sido violada.

La imperiosa necesidad de políticos nuevos para un país nuevo

Estoy profundamente decepcionado de la dirigencia de la coordinadora democrática, que después de pasarse años diciéndonos que este era un gobierno tramposo y amoral no previera las posibilidades de fraude y estuviera alerta para dar una respuesta firme y oportuna en vez de estar ausente cuando el CNE dió sus resultados, aquello parecía la sala de mandos del Exxon Valdez con el capitan durmiendo mientras el barco encayaba.

Estoy decepcionado de Enrique Mendoza que no tuvo coraje para dar la cara y responder al CNE. Estoy decepcionado de que Ramos Allup, a pesar de hacer frente valientemente al desastre, pidiera 24 horas para pensar que ibamos a hacer. Aunque desde un punto de vista enteramente emocional comparto la posición de Antonio Ledezma y Alianza Bravo Pueblo, considero que reaccionaron de manera tardía, emocional e irresponsable al hacer un llamado temerario a la ciudadanía a salir a defender sus votos sin más plan que tomar la calle. Creo que Julio Borges, Primero Justicia y SUMATE estaban en lo cierto al explicar porqué los números que manejan el centro Carter, la OEA, SUMATE y el CNE van a coincidir; sin embargo, insisto en que su reacción fue tardía.

Muchos de nosotros, los venezolanos de la oposición, nos encontramos huérfanos de representación, divorciados de líderes que no alcanzan a interpretar nuestros deseos y nuestra visión de país, que no estan a la altura del compromiso que enfrentamos y que no llegan a presentar una propuesta que logre cautivar nuestra imaginación y encausar nuestras energías hacia un futuro que soñamos posible, sin poder encontrar la manera de hacerlo tangible y expresarlo en palabras, ideas y planes concretos.

Y así, continuamos a la deriva, seguros únicamente de que hay una ruta que no queremos seguir y otra que no queremos repetir. Concentrando todos nuestros esfuerzos en apartarnos de esos caminos, sin terminar de plantearnos concretamente cual es la vía alterna que nos proponemos seguir, cual la meta que deseamos alcanzar y como vamos a hacer para llegar a ella. Se torna imperativo definir cual es la sociedad en la que deseamos vivir, llegar a unos acuerdos mínimos sobre el país que queremos...Y en consecuencia llegar también a un acuerdo sobre los sacrificios que como sociedad estamos dispuestos a realizar para alcanzar esa meta.

Me resisto a aceptar que los únicos puntos que tengan en común esas dos Venezuelas, la que gano y la que perdio el RR, sean los aspectos más salvajes y despreciables de nuestra condición humana. Estoy convencido de que la IV república no era sostenible ni viable puesto que generaba niveles de pobreza que excluían a vastos sectores de nuestra población, sectores que no veían atendidos en sus dirigentes sus necesidades y requerimientos. De igual manera, estoy convencido de que la V república no puede ser viable ni sostenible en el tiempo si se insiste en excluir y antagonizar a sectores igualmente vastos de nuestra población en la elaboración del proyecto de país que queremos.

Juntos todos, entendiendo y aceptando los pros y los contras de los puntos de vista de cada uno, rescatando lo bueno de los últimos 40 años, evitando lo malo y agregando el aporte de nuevos puntos de vista, debemos soñar un país en el que no exista el odio entre las clases sociales, en el que atendamos a los problemas y necesidades de todos los venezolanos sin excepción. Esa es la verdadera Venezuela bonita.

Finalmente, quisiera rescatar el sentimiento prevaleciente en los millones de venezolanos que votaron el 15 de Agosto lo que estaba, y sigue estando, en lo más profundo de nuestros corazones era un dolor insoportable, un vacío infinito, un grito desesperado para que nos tomaran en cuenta a la hora de definir el futuro de esta tierra que también es nuestra. Era la desesperación de sentirnos extranjeros en nuestra tierra, la frustración de ver que los valores de familia, patria, mérito, honor, justicia, respeto, unión y amistad eran pisoteados por ese lenguaje ofensivo y generador de odios. Era la añoranza de volver a tener un país en el que no existan "ellos" y "nosotros" para volver a ser "todos" venezolanos.

Caminar comiendo chicle

Yo creo que nosotros podemos y debemos hacer varias cosas a la vez:

1) Continuar el proceso de impugnación de resultados del RR tal y como se especificó anteriormente.

2) Hacer una profunda autocritica a nuestros lideres, medios de comunicación y a la coordinadora democrática, modificando lo que hasta ahora ha sido nuestra reacción inicial ante cada iniciativa gubernamental (reconocer el merito que algunas iniciativas pueden tener, tomarle la palabra a la iniciativa de dialogo y/o apertura del gobierno, hacer criticas constructivas y propuestas alternativas concretas).

3) Prepararnos para las próximas elecciones regionales:
a) Presumiendo la buena fe de nuestros adversarios, pero preparandonos para actuaciones de mala fe.
b) Presentando propuestas concretas y unificadas que atiendan a las necesidades del electorado.
c) Modificando la manera de hacer campaña promoviendo, adicionalmente a los metodos tradicionales de propaganda, el contacto directo con el elector.
d) Organizando una estructura de vigiliancia y supervisión ciudadana del proceso electoral que dificulte las posibilidades de fraude.

4) De cara a los comicios de 2006:
a) Abrir espacios para nuevos liderazgos provenientes de la sociedad civil organizada, gremios, universidades, colegios profesionales, organizaciones no gubernamentales.
b) Promover el desarrollo de planes pilotos de algunas de nuestras propuestas (planes alternativos a Barrio Adentro, planes de mejora de calidad de vida en los barrios mediante la mejora de viviendas y vias de acceso, mejoras en la seguridad ciudadana en los barrios y zonas populares mediante la organización de comites de vecinos y su enlace con las policias locales) apoyados en el voluntariado de la sociedad civil organizada, el aporte de profesionales, colegios, institutos tecnologicos y universidades, el aporte de la gente de petroleo, el aporte de militares y el aporte de empresarios y comerciantes.

Finalmente y como paso inicial en la definición del sistema y la sociedad que queremos me gustaría proponer el hecho de que la democracia no puede ser la dictadura de la mayoría, que además de participativa y protagonica tiene por fuerza que ser incluyente.



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder